Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- El predio que se ubica en la calle Flamingos con 40 en la colonia Zazil-Ha, justo a dos calles de la playa es investigado por cortar mangle, y de acuerdo a inspectores de la Dirección de Medio Ambiente que ayer tuvieron una primera inspección pasarán el reporte a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

También te puede interesar: Luchan contra ‘La Calma’ para salvar a las tortugas

Poco después de las 13 horas de ayer, elementos del ayuntamiento hicieron un recorrido, luego de que tuvieron conocimiento por denuncias vecinales respecto al desplante de mangle de ese predio, el cual ya fue clausurado por el mismo hecho en octubre del 2016 por la Profepa.

De acuerdo a versiones vecinales, desde la semana pasada comenzaron a escuchar los machetes cortando el mangle, que según los inspectores son de las especies negro, rojo y blanco; para evitar que esa acción sea detectada, en el predio se pusieron dos barreras de plástico, una en los linderos del predio y una segunda cerca de 5 metros hacia su interior.

El predio en cuestión se ubica entre las playas Shangri-La y Cocobeach.

Luego de la revisión ocular, los inspectores de Medio Ambiente realizarán un oficio con muestras fotográficas y la argumentación correspondiente que requieren para enviar un reporte oficial a la Procuraduría, que será la encargada de determinar si hay o no una violación la Ley General de Vida Silvestre.

En octubre del 2016 a ese predio la Profepa le colocó sellos de clausura, luego de que se constató que estaban devastando al manglar, en un capítulo que requirió la intervención policial ante la amenaza de quienes se dijeron encargados del predio hacia activistas y medios de comunicación.

Ayer por la mañana, previo a la visita que realizaron los inspectores al predio, la directora de Medio Ambiente, Orquídea Trejo, informó que no tenían conocimiento del caso, pero los reportes ciudadanos no se hicieron esperar.