Gustavo Villegas/SIPSE
COZUMEL, Q. Roo.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) ya investiga la denuncia de ambientalistas de la isla Cozumel que pesan sobre un delfinario al sur en la ínsula en la que se advierte de vertimiento de aguas residuales,  uso de zonas no autorizadas y escenarios de fiestas; todo esto a un costado de la jaula en la que los delfines están cautivos. La notificación de la autoridad ambiental está fechada 10 de octubre de este año y se le da vista a la delegación de la PROFEPA en Quintana Roo para que tome cartas en el asunto.

El 19 de septiembre la organización ambientalista Cielo, Tierra y Mar, A.C. denunció de manera pública tener información e imágenes que dentro al parque Chankanaab, en el área concesionada a la empresa Dolphin Discovery  se estaría presentando un derrame de aguas no tratadas, las cuales fluían a través de unos ductos debajo de la plataforma de madera contigua al edificio de esta empresa en el que se presentan espectáculos con delfines, manatíes y lobos marinos.

Guadalupe Álvarez Chulim de Azueta, presidente de esta organización no gubernamental, aseguró contar con fotos y video que utilizaría para presentar una denuncia ante las autoridades ambientales lo que hizo el 22 de septiembre puesto que el delfinario está dentro del polígono del Parque Marino Arrecifes de Cozumel.

También te puede interesar: Ferias internacionales, opciones para elevar la ocupación

(Gustavo Villegas/SIPSE)

El viernes mediante un correo electrónico que se hizo llegar a la mesa de redacción de esta casa editorial proporcionó copia de la respuesta a la denuncia ante la PROFEPA. El documento tiene folio PFPA/5.3/2C.28.5.2/09071 con número de expediente PFPA/5.3/2C.28.5.2/00121-17 y registro número 17-15508.

La misiva le informa a Guadalupe Álvarez que con la misma fecha de su denuncia esta fue remitida a la delegación de la PROFEPA en Quintana Roo para que se dé inicio a las diligencias y esclarezcan y/o determinen la existencia de contravenciones a la normatividad ambiental de competencia federal.

La carta está firmada por María Guadalupe Arminda García Coronel, titular de la Subprocuraduría Jurídica de la dirección general de Denuncias Ambientales, Quejas y Participación Social de la PROFEPA.

La ambientalista celebró que esta instancia ambiental de la federación tome cartas en el asunto pero manifestó lo que ya ha manifestado hasta la saciedad y es que en la isla es necesario la presencia de una oficina de autoridades ambientales federales.

De igual manera dijo que los primeros en actuar debió ser la representación de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, que dirige Cristopher Arturo González Baca, pero que esta instancias únicamente hizo un recorrido que no arrojó acción alguna por este asunto.