Gustavo Villegas/SIPSE
COZUMEL, Q. Roo.- Pedazos y restos es lo que quedan de los señalamientos viales en los 22 kilómetros de la carretera oriental de Cozumel, en cuyos márgenes se localizan las mejores zonas de playa de la isla.

Una denuncia ciudadana alertó de esta situación que priva en esta vía que está bajo la administración estatal. Otro pendiente en esta zona de la isla, destino de cruceros número uno del mundo, es la reparación de la ciclovía que se deslavó desde mediados de 2017.

También te puede interesar: Decidirán futuro de transportadoras federales en Cozumel

Una denuncia que se hizo llegar a la mesa de la redacción de esta casa editorial, acusaba sobre las pésimas condiciones en las que se encuentra la señalética de la carretera oriental.

Un recorrido por esta zona la tarde del lunes permitió constatar que letreros, vialetas y otros accesorios de esta vía están prácticamente en ruinas, tanto en los carriles principales como en la ciclovía que corre paralela a la costa.

El cuidado y mantenimiento de las carreteras de Cozumel compete y es responsabilidad del Gobierno del Estado de Quintana Roo, que a través de la Secretaría de Infraestructura y Transporte se atienden.

Sin embargo, el propio Jorge Alberto Portilla Mánica, titular de la dependencia, no ha podido hablar sobre este tema en sus visitas a la isla de Cozumel y se desconoce si existe algún presupuesto para darle mantenimiento durante 2018.

Esta vía fue inaugurada por el presidente Felipe de Jesús Calderón Hinojosa el 4 de noviembre de 2012 y forma parte de una obra con un valor de 186 millones de pesos para su modernización, que incluyó todos los aditamentos y señalética necesaria. Hoy en día quedan muy pocos de estos accesorios y los que aun existen se encuentran en pedazos.