Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.- El estado de Quintana Roo ocupó el segundo lugar a nivel nacional en materia de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), que corresponde al valor monetario de la producción de bienes y servicios, que registró un 7.6%.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2016 el valor de la generación de bienes y servicios en la entidad ascendió a 262 mil 760 millones de pesos.

La cifra representó 18 mil 621 millones más, que lo registrado en el año 2015 cuando el monto fue de 244 mil 139 millones de pesos.

También te puede interesar: Gasto público no ha contribuido al crecimiento económico del país

Quintana Roo estuvo sólo por debajo del estado de Aguascalientes que registró un crecimiento del 9.5% en ese mismo período, aunque el valor monetario generado en esa entidad fue menor a lo generado por Quintana Roo.

A nivel peninsular el crecimiento anual del estado sobrepasa por mucho a Yucatán y Campeche. Yucatán registró apenas una variación del 3.8%, mientras que Campeche tuvo una de 5.8%.

En el caso de Quintana Roo, el 86.5% de ese Producto Interno Bruto corresponde a las actividades terciarias o de servicios, principalmente los hoteles y restaurantes, seguidos por los comercios, los servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles.

En segundo sitio se encuentran las actividades secundarias o industriales que, en el 2016, representaron un 12.8% de todo el PIB estatal. Entre los principales generadores de riqueza la construcción y las industrias manufactureras.

Finalmente, las actividades primarias alcanzaron apenas el 0.7% del total estatal, con alrededor de mil 839 millones de pesos. El rubro tiene que ver con la agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza.

Para Fidel Guillén Arjona, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), el sur del estado cuenta con gran potencial para las actividades industriales; sin embargo, hace falta mejores estrategias para promover la inversión privada.