Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Los datos personales son vulnerados, la mayoría de las veces por culpa de la misma persona quien no cuida o protege la información, por la falta de cultura, situación que al menos en Quintana Roo, ocasionó que a 85 personas les robaran su identidad.

Es necesario que cada quien cuide la información que proporciona, ya que una persona da su información en diferentes lugares, al pagar, comprar algo, empezar algún trámite y no saben en dónde terminan, explicó Juan Bosco García Galán, delegado de la Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

“Una persona se da cuenta de que usaron su información cuando llegan estados de cuenta de tarjetas o requieren un pago de alguna compra que no realizaron, algo que no debería suceder”, agregó.

También te puede interesar: Reforzarán Cancún con 60 policías turísticos de 'buen perfil'

“Una persona se da cuenta de que usaron su información cuando llegan estados de cuenta de tarjetas".

El 28 de enero se conmemora el Día Internacional de la Protección de Datos Personales, a iniciativa del Consejo de Europa y el objetivo es generar conciencia sobre el uso responsable de los datos.

Llamadas en Quintana Roo

Recientemente, en Quintana Roo varios usuarios de tarjetas recibieron una llamada para darles un premio, argumentando que habían ganado tal por hacer compras con su plástico, siendo citados en el Centro de Convenciones de Cancún, lo que para muchos causó incertidumbre, ya que quien les llamó proporcionó todos sus datos personales.

García Galán explicó que nadie va a regalar nada y hay que ser claros ya que estos “obsequios” muchas veces son mercadeos y lo que buscan es obtener información.

Las recomendaciones

En las gasolineras, no dejar en manos de otros su identificación oficial, sólo muéstrela.

Pida de regreso las copias de su documentación oficial que no se usen en los trámites que realiza.

No llevar todas las credenciales en la cartera.

Reportar en caso de pérdida de sus identificaciones.