Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- La Dirección General de Infraestructura, Desarrollo Urbano, Medio Ambiente y Cambio Climático, presentó una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), por un desmonte efectuado en plena playa de Punta Esmeralda.

De acuerdo con el oficio DGIDUMAyCC/339/2018, con fecha de recibido el 17 de abril de 2018 por la dependencia federal, se informa del desmonte realizado el pasado 12 de abril en dicho tramo costero.

Doris Aké Sierra, titular de la dependencia municipal, informó que en un plazo de 15 días deben tener una respuesta. “Ya se le notificó a Profepa del acontecimiento que ocurrió ese día y del seguimiento que se le dará a partir de este momento… una parte está dentro del predio y otra en una concesión”, comentó Doris Aké.

También te puede interesar: Profepa clausura obras en el Parque Nacional de Tulum

En el lado sur del punto donde ocurrió el hecho, se encuentra un club de playa denominado Cocoa Beach, y de acuerdo con la funcionaria se indagará sí alguno de los trabajadores del negocio aledaño realizó esta acción.

En el lugar, el Ayuntamiento colocó un sello de clausura luego que personas sin autorización, cortaron especies endémicas para la recuperación de playas en una superficie de alrededor de 20 metros cuadrados.

Según el parte dado a conocer por Doris Aké la semana pasada, luego de una denuncia ciudadana, inspectores se presentaron en un tramo al norte del acceso a la playa Punta Esmeralda, debido a que en el lugar un grupo de personas estaba cortando vegetación con la ayuda de machetes.

Al verse descubierto, los trabajadores que realizaban esta acción se dieron a la fuga, sin embargo, los representantes municipales colocaron el sello y procedieron a delimitar el área con una cinta de precaución. En la zona había riñonina y uva de mar, el cual es vital para la recuperación de la duna costera.

A unos 50 metros del lugar donde sucedió este detrimento al ecosistema costero, la Profepa clausuró, en este mismo mes, cuatro estructuras de madera que habían sido sembradas en la playa.