Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Aunque cada año las estaciones de gasolina son sancionadas por no dar litros de a litro, los clientes no llegan a quejarse a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) por el abuso.

El año pasado la dependencia en Cancún sólo recibió cuatro quejas contra las gasolineras, ya que los clientes reportaron un faltante, mencionó José Gamaliel Canto Cambranis, encargado de despacho de la dependencia.

Los procesos son rápidos ya que contactan inmediatamente a la empresa para que hagan la devolución del dinero o le den lo faltante.  “Nosotros hacemos un operativo para que los dispensadores cuenten con los hologramas que señalan que las empresas están bien calibradas y para ello eso es año con año”, mencionó.

También te puede interesar: Oxxo Gas inició el año con los precios más bajos en Cancún

El año pasado la Profeco ayudó a que los quejosos no sólo les devolvieran el dinero, sino que sino que además les pusieran los litros faltantes.  Algo similar sucede con las gaseras, pero el año pasado sólo recibieron siete quejas.

El programa de calibraciones ya arrancó para que todas las empresas realicen el proceso que deben hacer ante la Profeco de manera anual y que aplica para básculas, dispensarios y relojes checadores, por mencionar algunos.

La dependencia federal mantiene un operativo a nivel nacional de revisión para asegurar que las empresas den litros completos pero para asegurarlo al momento de cargar, es necesario que vean que el holograma está renovado o en su defecto, que no ha sido violado, ya que esto indicaría qué puede ser modificado.

En octubre de 2017, la Procuraduría Federal del Consumidor recibió seis quejas de clientes que fueron a despachar gasolina a la estación ubicada sobre la avenida Colosio, cercana al residencial Villa Magna, ya que el hidrocarburo fue mezclado con agua.

De los seis casos presentados en la dependencia, uno de ellos ya contaba con un documento de la estación de la gasolinera.