Fernanda Duque/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Por primera vez, el Instituto Nacional Electoral (INE) emitió una serie de lineamientos para que el derecho al voto de las personas con discapacidad sea respetado, por lo que dispuso que el 1 de julio cada casilla tenga material especial para garantizar la participación de todos los ciudadanos. De forma previa, organizaciones de la sociedad civil asesoraron al INE con 28 requerimientos para asegurar que la próxima jornada electoral sea inclusiva.

Entre las observaciones hechas fue la de procurar que las escuelas, edificios, hospitales y domicilios donde se instalarán las casillas tengan condiciones necesarias para garantizar el fácil acceso.

También te puede interesar: Protección Civil revisa refugios de la zona hotelera

Asimismo, se acordó contar con una mampara especial para quienes usan silla de ruedas y personas de baja talla, también tendrán un porta urnas y una plantilla en sistema Braille para colocar sobre las boletas electorales para que quienes tienen discapacidad visual puedan leer e identificar a quién le darán su voto.

“Si por alguna situación no puede entrar al inmueble, se puede apersonar alguno de los funcionarios –acompañado de algún representante de un partido político- para llevarle la boleta y la urna para que en secrecía haga el marcaje de su voto”, explicó Raúl Godínez González, vocal de capacitación cívica electoral del Distrito 04.

Otras nuevas disposiciones son que se permitirá la entrada de perros guía, además que quienes necesiten asistencia para emitir su voto, podrán solicitar al presidente de casilla, ser acompañado dentro de la mampara por una persona de confianza, o bien solicitar la asistencia de alguno de los funcionarios.

Dijo que en el caso de las personas trans, se acordó que pueden acudir con su credencial del INE a votar utilizando la expresión física con la que se identifican, sin ningún cuestionamiento por su identidad, pues las casillas serán espacios libres de discriminación. Lo que si deberán realizar el secretario de la mesa directiva de casilla es registrar en la hoja de incidentes cualquier inconformidad que se presente el día de la elección y que impida el sufragio de las personas trans o con alguna discapacidad.