Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.- El daño patrimonial provocado al estado, desde la Dirección de Patentes de la Sefiplan, fue de al menos mil millones de pesos, por concepto de licencias regaladas y descuentos, así como pagos que no fueron reportados a las cajas de Hacienda.

Layla Flores Terrazas, directora de Patentes de la Secretaría de Finanzas y Planeación, dijo que sólo en patentes “regaladas” al 100%, el monto asciende a 200 mil millones de pesos, mientras que el dinero que desapareció o no fue reportado suma alrededor de 800 mil millones.

También te puede interesar: Lleva un año revisión de patentes borgistas

“Se entregaron 800 licencias, un porcentaje fue debido a compadrazgos, amistades, sociedades y otro gran porcentaje, se emitieron las licencias, se recibieron los pagos en efectivo, se depositó solo un 2% y lo demás se lo llevaron”, señaló la entrevistada.

"Se emitieron las licencias, se recibieron los pagos en efectivo, se depositó solo un 2%". 

Confirmó que esta semana se realizó la clausura de los primeros dos negocios en la ciudad de Chetumal que operaban con patentes irregulares, y que a pesar de los requerimientos, sus dueños no quisieron ponerse al día.

Se trata de Mi Viejo Molino y Wings Army, ubicadas dentro de Capital Plaza en la ciudad de Chetumal.

“La cantidad que se debe pagar son 300 mil pesos, que es el costo de una licencia. El costo es cero pesos, es decir, no se pagó”, explicó.

Dijo que desde finales de 2016 se han implementado mejores prácticas en el servicio público, principalmente en un área que fue utilizada para temas de compadrazgos.

Destacó que en 2017, la recaudación correspondiente sólo de la Dirección de Patentes alcanzó alrededor de 300 millones de pesos, que representó cerca de 200 millones de pesos más que el año inmediato anterior.

“Nunca había conseguido recaudar más de 140 millones de pesos. El primer año recaudamos 300 millones. Si llegaba, nada más que no se reportaba. De eso se trata, que los impuestos realmente lleguen a la caja”, señaló.