Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- La tarde de este jueves se realizó una audiencia para realizar la vinculación a proceso contra el inculpado Alfredo N, el proceso legal duró más de cinco horas en la que se presentaron 10 datos de prueba documentales, cuatro testigos que declararon a favor del inculpado, y dos videos  que muestran que Alfredo N. se encontraba en su establecimiento al momento de la ejecución y que fue precisamente él quien pidió ayuda a emergencias.

La esposa de Alfredo salió de los Juzgados a las ocho de la noche con 30 minutos y anunció que éste sería liberado  de manera inmediata al resolverse que la Fiscalía desistía de toda acusación en su contra, debido a la veracidad de las pruebas presentadas por la defensa.

Dalia N. explicó que no buscarán presentar demanda alguna por daño moral o reparación de daño, ya que lo único importante es que su esposo saliera de la cárcel y continuará con su vida, lo cual tras la decisión de las autoridades será posible

También te puede interesar: Sentencian a 30 años de prisión a hombre que abusó de menor

El asesinato del camarógrafo ocurrió a plena luz del día

El pasado 29 de agosto, alrededor de las 18 horas, en calle Caleta del centro de la ciudad el periodista y su acompañante, un artesano,  fueron abatidos; de acuerdo con datos recabados en ese momento, los atacantes dispararon en múltiples ocasiones contra el hombre y tras el acto, se dieron a la fuga en un automóvil Versa en color azul, con vidrios polarizados.

Días después de este hecho, autoridades aseguraron al presunto responsable de este hecho, quien fue identificado como Alfredo N, elemento activo de Seguridad Pública, por lo cual familiares y amigos compartieron en redes sociales un video que mostraba al inculpado dentro del negocio de su esposa, ubicado a metros del lugar de los hechos.

De igual manera, el pasado miércoles realizaron una marcha exigiendo al Fiscal del Estado, Miguel Ángel Cen Pech, otorgara la libertad del oficial acusado ya que las pruebas que lo señalaban como responsable no eran contundentes, incluso tenían pruebas que señalaban todo lo contrario.