Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- La Visitaduría de la Comisión de Derechos Humanos registró durante el año pasado seis quejas más que el año anterior. La mayor parte son contra la Dirección de Seguridad Pública. La responsable de esa oficina, Tania Méndez Sánchez, indicó que el año pasado instalaron un módulo itinerante casi en todo el municipio, para difundir la cultura de la denuncia. En 2017 registraron 84 denuncias ante esa oficina.

Las dependencias en contra de las cuales la ciudadanía ha presentado quejas son Seguridad Pública, Ministerio Público, la Secretaría de Educación Pública y el Centro de Salud de la localidad.

También te puede interesar: Sacerdote, defensor de derechos humanos y migrantes

Las detenciones arbitrarias en que incurren los elementos de Seguridad Pública, con el argumento de que el ciudadano incurre en “actitud sospechosa” y cuando la persona no se deja revisar optan por la detención y traslado a los separos. El hecho de percibir ese tipo de situaciones en un ciudadano no es motivo para una revisión, expresó.

Estas quejas se encuentran todavía en proceso de integración, la Visitaduría busca tener una carpeta los más completa posible por denuncias y posteriormente se turna a Playa del Carmen a la tercera Visitaduría y luego se lleva a las oficinas generales para el análisis correspondiente.

Después del proceso de indagatoria, se emite una conclusión respecto a cada queja. Hay dos expedientes que están en revisión.

El ciudadano que se siente agraviado por la injerencia policíaca, dijo Méndez Sánchez, tiene la opción también de acudir ante la agencia del Ministerio Público a presentar su denuncia.

Las quejas en contra de la Secretaría de Educación, son en el sentido del maltrato de parte del personal de la escuela hacia los alumnos y lo padres acuden a buscar una solución al problema.

De las 84 quejas que se presentaron el año pasado, 21 de ellas están en trámite y el resto se han cerrado en la indagatoria que le corresponde llevar a cabo a la oficina de los Derechos Humanos en Tulum. En 2016 cerraron con 76 y 2017 con 84, incrementó en seis el número de denuncias presentadas.

A lo largo del año pasado, fueron instalados módulos itinerantes en casi todas las comunidades del municipio, con la finalidad de ampliar la cultura de la denuncia, además de llevar los conocimientos en las escuelas y a la mayor parte de las instituciones públicas con la finalidad de que se difundan los derechos de los ciudadanos y el respeto a las garantías. Las oficinas están abiertas de lunes a viernes, y hay un servicio telefónico para atención a la comunidad incluso para asesoría y orientación.