Redacción
CANCÚN, Q. Roo.- Un total de 85 personas que manejaban bajo los efectos de bebidas embriagantes, fueron remitidos al Centro de Retención Municipal el fin de semana pasado, con el propósito de reducir la incidencia de hechos de tránsito provocados por el consumo de sustancias alcohólicas.

Por ello, este operativo de alcoholímetro se implementó el jueves y viernes por la noche en el cruzamiento de las avenidas Kabah con Nichupté, avenida Lakin con Ruta 5, así como en la avenida Tulum con Sayil; mientras que para el sábado y domingo, el programa Conduce sin Alcohol se instaló en la avenida Costa Maya con Tules, Bonampak con Uxmal y en el cruce de las avenidas José López Portillo con Chac Mool, informa un comunicado de prensa de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito.

También te puede interesar: Choque entre Van y autobús deja lesionados en la Av. Tulum

En estos puntos, se realizaron un total de 653 entrevistas, 215 pruebas de alcoholemia, con 85 casos positivos - 79 hombres y seis mujeres- entre los días jueves, viernes, sábado y domingo.

Lo anterior, en el marco del programa Conduce sin Alcohol, que la Dirección de Tránsito implementa durante los fines de semana con el objetivo de reducir los riegos de accidentes y propiciar una mayor seguridad para los ciudadanos.

Por lo tanto, los automovilistas que resultaron positivos tienen que cumplir un arresto en las instalaciones del Centro de Retención Municipal, conocido como “El Torito”, por un período que va de las 12 a las 36 horas, dependiendo del grado de alcohol en la sangre.

¿Qué pasa si caes en el alcoholímetro?

Cuando una persona llega a un retén, un oficial le pide al conductor que sople para saber si tiene aliento a alcohol, de ser así se procede a pasar al filtro, donde se realizará el mismo procedimiento, pero en un alcoholector durante 5 segundos para saber cuánto alcohol se tiene en la sangre.

Si la máquina marca .040 o .40 (dependiendo si se habla de gramos o miligramos), o mayor a esta cantidad, serás acreedor a una sanción que no es económica.

La multa se cumple en el Centro de Retención, dependiendo de las horas que el juez cívico imponga y varía en el grado de alcohol, puede ser desde 12 hasta 36 horas.