Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.- Derivado del lamentable suceso registrado durante la noche de este jueves en la alejada comunidad de Andrés Quintana Roo, donde un menor de edad perdió la vida a raíz de un fulminante disparo de arma de fuego calibre 20 qué le impacto en la parte del pecho; se confirmó la detención del homicida aunque todo indica que los hechos fueron accidentales, lo que podría tararse de un  homicidio imprudencial.

El subdelegado de esta localidad, Crescencio Poot May, dijo que “cuando me encontraba en mi milpa, fueron a avisar por mi hijo de que había sucedido una tragedia y que tenía que regresar al pueblo, y cuando llegue, por ahí de las ocho, me informaron con detalle lo que había sucedido y seguidamente di parte a las autoridades policíacas de lo ocurrido”.

También te puede interesar: Menor baleado está fuera de peligro

Refirió que los hechos se registraron cerca de una laguna denominada Pucté, ubicada a 12 kilómetros al noreste del pueblo, cuando un grupo de cuatro personas acudieron a pescar, pero ahí se percataron de un venado por lo que el tío decidió dispararle para cazarlo y después se percataron de que el animal era una venada con cría y al tratar de atraparla, precisamente cuando corrían tras del animal, el tío tenía su escopeta en la espalda y debido a las vibraciones constantes, se detonó de manera accidental, haciendo blanco en el pecho del adolescente de 14 años.

El menor fue identificado como A. C.C., de 14 años de edad, quien era estudiante de la telesecundaria de la localidad, y la razón de su muerte fue por impacto de perdigones calibre 20 milímetros, con blanco en la caja toráxica, corazón y pulmones, lo que le ocasionó la muerte.

El presunto responsable fue identificado como Esteban N, mismo que fue asegurado por la policía ministerial y puesto a disposición de la Vice Fiscalía de la zona centro, junto con el arma.