Faride Cetina/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Decenas de ciudadanos disfrutaron de la presentación de dos obras locales “Antígona”, del taller de teatro La Carpita, y “Nunca me sentí mejor”, de Cooperativa Teatral y Libélula Teatro, en el auditorio de la Casa de la Cultura de Cancún, con motivo de la celebración del Día Mundial del Teatro que se conmemoró ayer. “Antígona” es una versión libre de una dramaturga que se llama Sayuri Navarro, de San Luis Potosí, que narra la historia de algo que se vive en México con respecto a la gente que desaparece y que no sabemos dónde terminan sus cuerpos.

“En la historia trata de una mujer que en busca de su hermano va hasta las últimas consecuencias, se enfrenta con todos los líos del sistema de esta sociedad ya desquebrajada, y cae en manos de un narcotraficante que tiene una especie de alianza con el procurador, y aunque no puede encontrar a su hermano se da cuenta de todo este mal manejo, la obra motiva a la reflexión para que la sociedad no se quede callada ante este tipo de situaciones y denuncie”, expresó Didier Caballero, director de la obra.

También te puede interesar: Concluye interesante taller de escenografía

También, se presentó la obra “Nunca me sentí mejor”, bajo la dirección de Juan Carlos Serrano, quien contó que la puesta en escena cuenta la historia de un periodista que ya cansado del acoso de su familia y el temor que lo invadía, decide cambiar gracias al apoyo de su terapeuta, quien lo ayuda a tomar su vida por los cuernos, para hacer lo que realmente tiene ganas de hacer, vivir una vida nueva y diferente.

“Me siento fantástico de estar celebrando aquí en la Casa de la Cultura el Día Mundial del Teatro, estoy contentísimo de estar aquí junto a Óscar López que nos ha permitido participar en este día y en esta reunión porque creo que las instituciones que representan los gobiernos deben apoyar la cultura y todo tipo de expresión artística, y ellos lo están haciendo así que sólo puedo felicitarlos”, dijo Serrano.

Al finalizar, el coordinador de teatro de la Casa de la Cultura de Cancún, Óscar López compartió que aunque la entrada fue libre, se les invitaba a aportar una cuota de recuperación voluntaria consciente, ya que ésta es una forma de reconocer el trabajo de los actores en escena.

 “Podríamos ofrecer la función sin cobrar nada, pero si lo hacemos es porque nos parece muy importante que el público en general sepa que venir al teatro tiene un costo, y que de esta manera se puede apoyar a la comunidad artística, el total de lo que se reúna se le entregará a la compañía, apoyen así a sus artistas, Cancún necesita que más gente venga al teatro y pague su entrada, esta es una gran manera de apoyar a los creadores”, finalizó.