Ángel Villegas/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Diablos Rojos del México le hizo ver su suerte (5-4) a su acérrimo rival, Tigres de Quintana Roo, justo en un momento tan delicado para los bengalíes en lo que sin duda, es el inicio más estrepitoso desde que arribó al estado.

Los luciferes hicieron del 'paraíso' un verdadero 'infierno'. Un rally de tres diabluras comenzó a teñir la victoria escarlata. Iván Terrazas conectó jonrón por toda la pradera derecha ante Alfonso Sánchez. En esa misma tanda, Yeison Asencio le repitió la dosis, ahora por jardín central. El daño estaba consumado. Era todo para Sánchez, quien se fue sin pena ni gloria, con labor de tres carreras admitidas, cuatro hits, un ponchado y dos fatídicos cuadrangulares.

También te puede interesar: Toros de Tijuana barre a Tigres de Q. Roo

Una travesura más en la alta de la segunda puso las cosas al rojo vivo, pues ahora la diferencia era de cuatro. Una vez más apelando a la vieja tradición familiar, los de bengala rugieron en la baja de la tercera con tres zarpazos, el primero, un sencillo de Manny Rodríguez.

Tigres no se rendía, seguía luchando, cuando un error de Dave Sappelt les abrió la puerta para el otro par de rasguños.

Como fue en toda la serie, ambos protagonizaron una auténtica 'Guerra Civil', como en sus viejos tiempos, en la capital del país.

Diablos anotaría la quinta comenzando la sexta, en esta ocasión con un sencillo de Iván Terrazas al central. En esa misma entrada, las fieras se acercaron de nuevo con un fly de sacrificio, pero no pudieron evitar su cuarto tropiezo de la semana y el 17 de la campaña, sin poder abandonar el sótano sureño.

El crédito, su cuarto, fue para el abridor, Patrick Johnson, en seis rollos, con cuatro carreras permitidas, cuatro hits, tres bases por bolas y par de chocolates. El salvamento correspondió al dominicano Fautino de los Santos.