Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Aunque al final han sido recuperados, en las últimas 24 horas, 10 niños han sido reportados como extraviados cuando han ido con sus familias a recrearse a la playa.

También te puede interesar: Restringen con permiso zona de playas

De acuerdo con Eusebio Acosta, coordinador de guardavidas de Protección Civil, estos menores se han perdido, en algunos casos por unos cuantos minutos; sin embargo, el pasado viernes, una niña vagó por casi tres kilómetros de zona costera, antes de ser rescatada por los guardavidas.

“Se han perdido por 15 minutos, el guardavidas hace acto de presencia, pero en coordinación de los mismos de la Marina, que nos están apoyando, no pasa de ahí que llega el padre un poco asustado”, comentó Eusebio Acosta.

Esto ha ocurrido principalmente ante el descuido de los tutores de los menores.

Derivado de lo anterior, guardavidas de Protección Civil están continuamente realizando exhortos a los padres que llegan acompañados de sus hijos a las playas.

De acuerdo con el cálculo de la dependencia, ayer llegaron a la playa unas 10 mil personas; sin embargo se espera que esta cifra aumente en las siguientes horas.

“Ayer (viernes) tuvimos alrededor de 10 mil personas en toda la playa, pero ahora calculamos que va a rebasar esta cifra porque hay un mejor clima, además el Viernes Santo mucha personas se enfocó a áreas religiosas”, dijo el funcionario.

Las playas que tuvieron mayor arribo de bañistas fueron Caribe, Mamitas, Punta Esmeralda y Xcalacoco, según el reporte de Protección Civil. En estas playas se han atendido también a turistas por la picadura de agua mala o fragata portuguesa.

Si bien en lo que confiere a la zona costera, hasta el momento se ha reportado saldo blanco, en otras partes del municipio ya ha habido dos decesos, se trata de una persona atropellada en la carretera federal, en el tramo Playa del Carmen –Tulum, a la altura del hotel Barceló; el otro caso fue similar, una persona falleció en un hecho de tránsito en la misma vía, pero a la altura del hotel Vidanta.