Alejandro García/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Bajo el concepto de “Dinner in the sky” (Cena en el cielo), se perfila un nuevo atractivo en la zona hotelera, en donde los visitantes podrán disfrutar de un refrigerio en un restaurante en las alturas.

El concepto estará enfocado a grupos o familias en una mesa flotante en el aire (sky) suspendida por una grúa, éste pretende ser otro atractivo para los visitantes como lo es la “Rueda de la fortuna”, ubicada en Plaza La Isla o la torre escénica de Grupo Experiencias Xcaret, situada a un costado del coloquialmente conocido puente Calinda.

También te puede interesar:  Va programa contra sargazo; finalizaron las pruebas

Como atractivo, en Cancún es único en su tipo, pero el proyecto ya se ha llevado a cabo en Puerto Vallarta, y funciona de manera itinerante; Dinner in the sky ha recorrido el cielo de más de 50 países, desde España a Grecia, Dubái, o Reino Unido.

El proyecto ya había sido anunciado en 2014; Cancún sería el primer destino que tendría el concepto “Dinner in the sky”, de acuerdo con una conferencia de prensa que dio en aquel entonces Joan Cordovés, socio de la empresa, pero en ese entonces no se concretó.

Flora y Fauna Quintana Roo, A. C., promovente del proyecto denominado “Restaurante de Mariscos”, ingresó la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), modalidad particular, ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el pasado 31 de agosto, el cual requerirá de cuatro millones de pesos.

El documento justifica que el Programa de Ordenamiento Ecológico vigente que rige la zona no restringe ni prohíbe la construcción del restaurante, tal como se concibe en el estudio; es por ello que se eligió la laguna Nichupté para su ejecución. Será desarrollado en una superficie de terreno de dos mil 128.852 metros cuadrados, de los cuales se destinará una extensión de mil 451.352 metros cuadrados (68.18%) para el desplante de un restaurante, y el resto permanecerá en estado natural.

El proyecto consiste en la construcción y operación de un restaurante que estará integrado por los siguientes elementos: zona de comensales, dividido en tres áreas en total, se distribuirán mesas y sillas que estarán al servicio de los usuarios del inmueble para el consumo de sus alimentos y bebidas; plataforma dinner in the sky, este espacio está destinado para cenas familiares o cenas para grupos grandes.

Tendrá la particularidad de contar con una mesa flotante en el aire (sky) suspendida por una grúa a 45 metros de altura; contará con 22 asientos y cada uno tendrá un arnés de seguridad que mantendrá protegido al comensal, pero que también le permitirá tener facilidad de movimiento y comodidad en todo momento; la silla podrá girar 360 grados.

Asimismo, se contempla la plataforma de grúa, aquella que mantendrá suspendida en el aire la mesa y las sillas, así como los comensales; y también cocinas, baños, almacenes, estacionamientos, entre otros.

Para la construcción y operación del restaurante, se tiene estimada una inversión de cuatro millones de pesos, que incluye los costos por la aplicación de las medidas de prevención y mitigación propuestas en este estudio. La duración del proyecto podría tardar entre seis y 12 meses para después trasladarse a otra parte de la República; sin embargo, ven al destino como un plan para quedarse, pero se definirá con los resultados que se detonen durante su estancia.