Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Más de mil 500 docentes de la entidad buscan moverse de la zona norte a la zona sur del Estado en los próximos cambios de adscripción 2018, que se llevará a cabo a finales de julio.

Ana Isabel Vázquez Jiménez, titular de la Secretaría de Educación en Quintana Roo (SEQ), indicó que el proceso ya comenzó con la instalación de un comité donde participan los tres sindicatos.

También te puede interesar: Exigen vigilancia en plazas; maestro, víctima colateral

Comentó que de acuerdo con la convocatoria de Cambios de Adscripción 2018, el proceso de asignación de espacios comienza el próximo 11 de julio, en donde participarán los docentes de los tres sindicatos existentes en la entidad.

Indicó que este tipo de cambios se da año con año y es un derecho de las y los trabajadores, de acuerdo con la posibilidad de cambios que haya en otras.

Indicó que hasta la semana pasada, eran más de mil 500 las solicitudes de docentes que aspiran a cambiarse de centro de trabajo, especialmente de la zona norte que piden mudarse a la zona sur del Estado.

En su momento, líderes sindicales indicaron que docentes de la zona norte buscaban cambiarse de residencia ante la ola de violencia que se vive en los municipios del norte, especialmente Benito Juárez.

El propio exdelegado de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Manuel Gil Padilla, afirmó a principios del año que sí había temor de parte de algunos maestros que estaban en determinadas zonas de la ciudad de Cancún por la inseguridad que se permea en los alrededores de las escuelas.

“Si hay temor, hay determinadas zonas de Cancún donde se tiene miedo, no hemos tenido actos de violencia, pero indudablemente se ha dado la colocación de mantas en algunas puertas de los planteles, que no van dirigidas a la escuela, sino que lo hacen porque es un lugar de exhibición, visible”, dijo.

En 2017 cambiaron de zona geográfica más de mil 800 docentes. Juan Carlos Gaytán Goas, subsecretario de Recursos Humanos de la Secretaría de Educación en Quintana Roo (SEQ), reconoció que se llevó a cabo en un ambiente tenso, pero sin registrarse incidencias o quejas sobre la asignación de espacios.