Joel Zamora/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.-  Más de mil 400 maestros podrían ir a paro a mediados de septiembre, debido a que no han sido atendidas diversas problemáticas que presentan. Sindicatos de tres subsistemas anunciaron la creación de un frente común.

Se trata de los colegios de Bachilleres (Cobaqroo), Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) y de Estudios Científicos y Tecnológicos (Cecyte); cuyos dirigentes exigieron el pago de las compensaciones por la evaluación docentes, así como otras particularidades que contempla la Ley General del Servicio Docente, por lo que exigieron soluciones inmediatas y anunciaron paros escalonados que podrían iniciar el 15 de septiembre.

También te puede interesar: Advierten: Si no hay pago, no hay clases en el Cecyte

José Gabriel Sulú Martínez, secretario general del Sindicato de Trabajadores del Colegio de Bachillleres de Quintana Roo (Sitacobaqroo), dijo que los subsistemas Cecyte, Conalep y Cobaqroo, que en su conjunto atienden a más de 80% de la población juvenil, están en busca del bien común de los alumnos, por lo que la alianza va de la mano al tener muchos intereses para afrontar los embates de la Reforma Educativa.

“Los docentes en Quintana Roo están comprometidos con el cambio del sector educativo, a fin de colaborar para que la educación eleve sus niveles y recupere posiciones  en el índice de desempeño educativo, de manera paralela como lo marca el Desarrollo Social y Combate a la Desigualdad, del Plan Estatal de Desarrollo (PED), 2016-2022”, dijo.

Por lo antes expuesto, los líderes sindicales hicieron un llamado para ser escuchados y sean resueltas sus inquietudes que laceran su gremio, a sus familias y sus educandos.

Entre las particularidades, el Sitacobaqroo solicitó el respeto a las condiciones generales del trabajo, además solicitan una lista de prelación de los docentes de nuevo ingreso, debido a que no tienen conocimiento, ni tampoco son invitados como observadores.

Al igual que el sindicato del Cecyte, solicitaron el pago del estímulo al incremento del K1, concepto que se encuadra dentro de la ley de Servicio Profesional Docente para los maestros destacados en sus evaluaciones desde el año 2015 a la fecha.