Pedro Olive/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.-Con calificaciones reprobatorias en materia de aprendizaje, por accesibilidad para alumnos de tres años que ingresan a preescolar y su falta de infraestructura, acompañamiento y aprendizaje docente, por malos manejos de administraciones pasadas, Quintana Roo ocupa el lugar 21 del ranking del Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa (ICRE), que realiza la organización Mexicanos Primero, que evalúa a los gobiernos en su compromiso por garantizar el derecho a aprender.

 También te puede interesar: Quintana Roo campeón de la Olimpiada Nacional Juvenil

 Desde administraciones pasadas en el estado, la educación preescolar inicia a partir de segundo año, no todas las escuelas cuentan con infraestructura accesible para niñas y niños con alguna discapacidad, y en 2018, por segundo año consecutivo, alrededor de tres mil egresados de secundaria no contarán con un espacio en planteles escolarizados de nivel bachillerato.

 El ranking del ICRE evalúa seis componentes, divididos en dos grupos; Resultados, que incluye el Aprendizaje, para esto analiza el nivel de los alumnos de tercero de secundaria, que en teoría deben de tener el conocimiento similar a un nivel 1 de la prueba Planea; y la Permanencia, que da seguimiento a los niños, niñas y jóvenes que cursan trayectorias educativas completas, es decir, que no se atrasan.

 El otro grupo denominado Condiciones Educativas está integrado por cuatro componentes, los primeros dos son: Personas, en este analiza las condiciones de niños y niñas desde primer año de preescolar, que los maestros tengan preparación inicial adecuada, y la participación de las familias en la comunidad escolar; Relaciones y Procesos que mide el liderazgo escolar efectivo y reforzamiento al aprendizaje.

 Las dos restantes son Condiciones Materiales, en este rubro verifican los servicios básicos dignos, condiciones de inclusión adecuadas y aprendizaje integral; y Red de Apoyo, con acompañamiento escolar adecuado para alumnos y docentes.

 En cuanto a los resultados de este ranking, el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (Snte), sección 25, Fermín Pérez Hernández, refirió que estos resultados no son el reflejo del presente, sino de lo que se dejó de hacer en el pasado, del componente de aprendizaje refirió que es algo que con la preparación de los docentes vendrá y rendirá frutos a corto plazo.

 De los seis componentes, Quintana Roo reprobó en Aprendizaje con calificación de 4.3, Personas con 3.9, y Red de Apoyo 3.4; en todos estos, los realizadores del estudio hicieron recomendaciones para mejorar y escalar en el ranking.

 En la administración de Roberto Borge Angulo, ex gobernador del estado de Quintana Roo, los planteles de preescolar eran construidos contemplando segundo y tercer grado únicamente, es decir, que los menores entran con cuatro años cumplidos, y cuando los papás intentan llevarlos de tres años, la opción de la autoridad es que sea de “oyentes”.

 En materia de Aprendizaje, la sugerencia para la actual administración es hacer accesible el ingreso a la escuela así como promover la atención en tiempo y forma de niñas y niños desde los tres años; en cuanto a la Red de Apoyo, recomiendan transparentar y hacer accesible la información sobre acompañamiento y aprendizaje docente, y por último en Personas, fortalecer las escuelas normales dotándolas de presupuesto liderazgo efectivo, autonomía de gestión y un profesorado formado para preparar a los futuros maestros.