Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La Fiscalía General del Estado (FGE) inició una carpeta de investigación por una posible venganza de un grupo delictivo por el caso del subsecretario de trabajo del Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo”, quien fue ejecutado la mañana del lunes en la Región 216.

Los peritos encontraron en sus ropas una sustancia, al parecer droga, la cual se marcó como indicio. El gremio taxista señaló que están consternados y ayer no laboraron para asistir al funeral del líder sindical.

También te puede interesar: Balean a un sujeto en la Av. 20 de Noviembre de Cancún

La Fiscalía inició la Carpeta de Investigación 69/2018 por el delito de homicidio calificado en agravio de Luis Antonio N, quien se desempeñaba como subsecretario de trabajo del gremio.

La tarde de ayer entregaron su cuerpo a familiares, sus restos serán velados en la funeraria que se ubica al lado de las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).

Los peritos de la fiscalía cuando revisaron el cuerpo del líder sindical, que estaba en el interior de su vehículo, Nissan, tipo Versa, gris, con placas de circulación USE-874-D, encontraron en la bolsa derecha de su bermuda dos celulares, que se marcó como indicio uno.

Los especialistas al continuar con la revisión encontraron en la misma bolsa, una servilleta blanca, en la que estaba envuelto una pequeña bolsa de plástico, transparente, cuyo interior contenía una sustancia sólida, blanca, la cual fue marcada como indicio dos, al parecer se trataba de droga.

Otros hechos

El sábado pasado, sujetos dispararon contra un taxista y otro sujeto, que se encontraban frente a un domicilio, en la Región 247, el martillo fue trasladado de emergencia a un hospital donde minutos después murió, la otra persona falleció en el lugar.

El 9 de enero de los corrientes, fue ejecutado Víctor Hugo, de 48 años, coordinador de radiotaxis del Sindicato de Taxista, cuando llegaba a su domicilio en la Región 259.

El 12 de enero, intentaron ejecutar a delegado del gremio sindical en la Región 237, cuando llegaba a su domicilio, solo resultó herido, fue trasladado a un hospital.