Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Un individuo que no se dio a conocer su identidad de manera inmediata, fue baleado sobre la calle 2 del fraccionamiento Guerra de Castas. Frente un consultorio médico fue abatido de por lo menos cuatro disparos.

Elementos de Seguridad Pública atendieron el reporte y al encontrar que el sujeto ya estaba muerto, solicitaron la intervención de la Policía Ministerial y peritos forenses para realizar el levantamiento de evidencia y posteriormente el levantamiento del cuerpo a través de la unidad de Semefo.

Un vehículo tipo Tsuru, de color rojo, ubicado metros adelante en el mismo fraccionamiento, fue procesado ya que también presentaba impactos de arma de fuego.

Es la segunda ejecución del año que se presenta. El pasado sábado se registró el ataque a un negocio de tatuajes, ubicado sobre la calle Sol en la colonia Centro, y ayer miércoles este sujeto fue atacado en la Guerra de Castas. No hubo detenidos.

Hallan cuerpos en Cancún

Alrededor de las 13:20 horas de ayer se reportó el hallazgo de bolsas negras con cuerpos de dos personas en estado de descomposición, cerca de la estación de Gas Auto, por la Supermanzana 110.

De acuerdo a un comunicado, la Fiscalía General del Estado informó que inició la carpeta de investigación 26/2018 por el delito de homicidio, derivado del hallazgo de dos cuerpos sin vida que se reportaron rumbo a un camino de terracería en un área verde, a 100 metros de una estación de Gas Auto, por la Supermanzana 110, la tarde de ayer.

El reporte ingresó al número de emergencia 911, a las 13:25 horas, indicando que dentro de bolsas negras se encontraba el cuerpo de una persona en estado de putrefacción. Al llegar personal de peritos y agentes de la Policía Ministerial Investigadora inspeccionaron el lugar y localizaron dos bolsas de material sintético, mismas que fueron trasladadas a las instalaciones del Servicio Médico Forense.

Durante la revisión, se localizó al interior de una bolsa el cuerpo de una persona del sexo masculino y en la segunda bolsa se ubicó en el interior, el cuerpo de una persona del sexo femenino, ambos se encuentran en estado de putrefacción y en calidad de desconocidos.

A los cuerpos se les practicará la necropsia de ley para conocer las causas de las muertes, en tanto los agentes investigadores recaban información para lograr la identidad de los dos cuerpos y obtener datos fidedignos para ubicar a los responsables materiales e intelectuales de este acto delictivo.