Redacción
CANCÚN, Q. Roo.- Con la ejecución de un sujeto la noche del pasado lunes, en la Región 247 y otro, la mañana de ayer, en la esquina de las avenidas Kabah y Miguel Hidalgo (Ruta 5), la cifra de ejecutados en el municipio de Benito Juárez llegó a 46 casos, mientras que en el 2017, en el mismo periodo solo fueron 11 casos.

Las autoridades ministeriales señalaron que a las 22:19 horas se reportó una persona herida por arma de fuego, sobre la avenida Los Tules, esquina con calle Muyil, en el fraccionamiento Villas Otoch, en la Región antes cita.

También te puede interesar: Intento de ejecución: policía recibe dos disparos

Al lugar llegaron paramédicos de la Cruz Roja, pero ya nada pudieron hacer, el sujeto que fue identificado como Luis Armando N, de 20 años, ya había fallecido. Fue identificado por su hermana.

La Fiscalía General del Estado (FGE) inició la carpeta de investigación 70/2018 por el delito de homicidio en contra de quienes resulten responsables.

El joven era de complexión mediana, tez monera, cabello corto, lacio, negro, vestía una camisa gris, con dibujos de flores y pantalón de mezclilla azul, tenis negros.

Los peritos de la Fiscalía encontraron en el cuerpo del joven siete impactos de bala, en abdomen, región axilar derecho, brazo y antebrazo derechos. Tenía un tatuaje de una calavera en el pecho del lado izquierdo y otro con la leyenda “King” también en el pecho, pero de lado derecho.

En el lugar, los peritos aseguraron tres casquillos percutidos calibre 45, dos cartuchos útiles y una ojiva, los cuales fueron embalados.

Según versiones de vecinos, sujetos a bordo de una motocicleta le dispararon al joven cuando caminaba por una de las vialidades. El occiso vivía por la zona, ya que familiares llegaron al sitio y lo reconocieron.

La mañana de ayer, a las 8:14 horas se reportó un herido por arma de fuego sobre la avenida Kabah, a la altura de la Región 92.

Paramédicos de la Cruz Roja levantaron al herido que fue identificado como Ismael N, de 28 años, con domicilio en la Región 230.

Los primeros respondientes fueron elementos de la patrulla 5906 de Seguridad Pública municipal, quienes acordonaron la zona con cinta amarilla.

Los peritos de la Fiscalía se hicieron cargo del lugar de los hechos, aseguraron seis casquillos percutidos calibre 9 milímetros, uno útil y dos ojivas.

Posteriormente el 911 confirmó que el sujeto había fallecido minutos después de haber ingresado al Hospital General.