Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La pequeña que resultó lesionada por disparos de arma de fuego la tarde del pasado lunes en un domicilio de la Región 222, se encuentra estable y recuperándose en el Hospital General, mientras que los agentes ministeriales entrevistaron la mañana de ayer a un familiar de la mamá de la niña, quien murió minutos después de haber ingresado al hospital, una de las versiones es que el caso estaría relacionado con la venta de droga.

Ayer las autoridades ministeriales acudieron a las instalaciones del nosocomio para entrevistarse con familiares de las víctimas.

También te puede interesar: Balean a mujer y su bebé: la señora murió

La suegra de la occisa era quien se encontraba en el lugar, tres elementos de la Policía Ministerial hablaron con la mujer.

Las autoridades investigadoras no descartaron que el caso esté relacionado con la venta de droga, ya que los sicarios utilizaron armas de alto poder para el atentado.

Ayer, el personal médico dio a conocer que la niña de un año de nacida se encuentra fuera de peligro y recuperándose, la menor tenía una herida en uno de los brazos, pero lograron estabilizarla, se encuentra en el área de recuperación.

El cuerpo de la mujer de 20 años será entregado en las próximas horas a sus familiares, solo falta que acrediten el parentesco.

La Fiscalía General del Estado (FGE) inició la Carpeta de Investigación 107/2018 por el delito de homicidio doloso y lesiones en agravio de la mujer y la niña.

Los hechos se registraron la tarde del pasado lunes, en un domicilio de la Región 222, inicialmente fue reportado al número de emergencia 911 dos personas lesionadas por disparos de arma de fuego.

Los heridos resultaron ser una madre y su pequeña hija que fueron trasladados por personal de la Cruz Roja al Hospital General, pero horas más tarde se reportó la muerte de la mujer.

Del 2017 y lo que va del año, se han reportado seis menores de edad que han sido víctimas colaterales de la delincuencia organizada, dos de ellos perdieron la vida y el resto lograron sobrevivir a los impactos de bala que recibieron.