Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La delincuencia organizada no distingue edad y género cuando se trata de ajustar cuentas contra sus contrarios o para cobrar alguna venganza, en el año han sido ejecutadas seis mujeres, algunas relacionadas directamente con el tráfico de drogas, pero otras por vengar alguna deuda.

De acuerdo a datos de la Fiscalía en el 2017, fueron ejecutadas 19 mujeres, la mayoría de ellas relacionadas con la delincuencia organizada.

También te puede interesar: Aclaran que una mujer y un hombre fueron los ejecutados

También hubo mujeres que murieron, pero fueron víctimas colaterales de la violencia que se vive en el municipio de Benito Juárez.

Los casos más sonados de víctimas es la de una menor de edad que murió luego de ser alcanzada por una bala pérdida en la Supermanzana 66.

También se enumeró el de la dueña de un local, donde se vendía plata, que se ubica en el Mercado 28.
Los familiares pagaron 52 mil pesos de rescate, pero los plagiarios la asesinaron y su cuerpo apareció en un área verde de la Región 260, por el fraccionamiento In House.

Los grupos delictivos están alineando tanto a hombre como a mujeres que vendan droga de manera independiente y si no lo hacen entonces la orden es aniquilarlos.

Las autoridades ministeriales tienen bajo investigación 19 casos de mujeres asesinadas, de los cuales ninguno de ellos ha resuelto o se ha detenido a los responsables.

Actualmente en los primeros 31 días del año, Cancún ha sido blanco de ataques contra policías y civiles que estaban en el lugar y momento equivocado, entre ellos seis mujeres.

El caso más sonado fue la doble ejecución de mama e hija en un domicilio de la Región 249, donde sujetos con armas largas les dispararon a las dos mujeres, una de ellas menor de edad, sus cuerpos quedaron en un sofá.

Los sicarios iban a saldar una cuenta pendiente con una mujer policía, que estaba como coordinadora de operativos de la corporación policíaca del municipio de Puerto Morelos.

Los gatilleros al no encontrar a la mujer policía descargaron su venganza con sus familiares, fueron víctimas colaterales de la delincuencia. Hasta la fecha, la Policía Ministerial no tienen avance en los seis casos.