Redacción
CANCÚN, Q. Roo.- El reporte de una persecución en la carretera federal terminó la mañana de ayer con la ejecución de un joven, un taxista al parecer levantado, y la unidad de servicio público del sindicato Andrés Quintana Roo, dañada por impactos de bala de grueso calibre.

El director de la Policía Municipal de Puerto Morelos, Gumersindo Jiménez Cuervo, confirmó a Novedades Quintana Roo que alrededor de las 10:04 horas, por medio del 911, les llegó el reporte de una persona herida por arma de fuego en la playa, pero cuando llegaron a verificar los hechos la persona ya no tenía signos vitales.

También te puede interesar: Persecución termina con un sujeto ejecutado en Puerto Morelos

Paramédicos de la empresa Life, llegaron al lugar y confirmaron que el sujeto había fallecido por impactos de bala, era joven y tenía más de tres orificios de bala en el cuerpo.

(Video: Eric Galindo)

El cadáver quedó boca abajo y a un par de metros de la playa, entre los hoteles Dreams y Excellence de Puerto Morelos, en la zona quedaron regados varios casquillos percutidos, al parecer calibre .223, que son los que utilizan los fusiles AR-15.

Por otro lado, el reporte que recibió la Policía Ministerial fue una persecución sobre la carretera federal de un vehículo rojo, que seguía al taxi, con número económico 5174, de Puerto Morelos a Cancún.

El taxi fue hallado abandonado a un costado de la carretera entre la entrada a Bahía Petempich y el Moon Palace, la unidad presentaba cuatro impactos de bala en el panorámico, uno en la puerta del copiloto y el medallón trasero estaba totalmente roto.

En el pavimento se hallaron al menos cinco casquillos percutidos calibre .223 y un cartucho útil del mismo calibre, los cuales fueron fijados por las autoridades policíacas, quienes acordonaron el área.

(Cortesía: Andrés de la Rosa)

La hipótesis de las autoridades policíacas apunta a que el taxi del sindicato Andrés Quintana Roo se encontraba con el ahora occiso, en uno de los accesos a la playa en Puerto Morelos, cerca del hotel Dreams, cuando fueron interceptados por sicarios que se desplazaban en un vehículo rojo.

Los sicarios le dispararon al acompañante del taxista, quien corrió con dirección a la playa, pero fue alcanzado por las balas, mientras que el taxista se dio a la fuga por la carretera que sale al parque ecológico Crococun.

Los sicarios lo persiguieron hasta lograr darle alcance pasando Bahía Petempich, donde refaguearon al taxi, hasta que lograron sacarlo de la carretera, al parecer el martillo fue “levantado”.