Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Un hombre amarrado fue tirado ayer en la madrugada, afuera del bar Solid, donde fue ejecutado. Los testigos afirmaron que todavía se movía cuando le dispararon en varias ocasiones, sus verdugos escaparon con rumbo desconocido a bordo de un auto compacto.

El reporte se registró al número de emergencia 911, alrededor de las 12:50 de la noche, cuando varios vecinos de la Supermanzana 69, manzana 3, señalaron que sobre la avenida José López Portillo casi con Uxmal, en el citado bar, habían realizado disparos, al menos seis balazos.

También te puede interesar: Madre reconoce a su hijo ejecutado en la 248

Lo antes reportado provocó la movilización de elementos policíacos, quienes a su arribo confirmaron que había un hombre de 1.75 metros de estatura de entre 20 a 25 años, amarrado de manos y pies hacia la espalda, con una soga tipo mecate, así como cinta industrial enredada en la cara, y vestía una camiseta blanca con short rojo, sin calzado.

Cabe señalar que el cadáver está en calidad de desconocido, así que esperan pueda ser identificado con alguno de los tatuajes en el cuerpo, pues uno tenía en la región pectoral con una forma de águila con dos caras y en el dorso un par de tatuajes en forma de alas.

Ante este hecho, pidieron la ayuda de los paramédicos de la Cruz Roja, quienes llegaron para confirmar que el sujeto ya no contaba con signos vitales.

Se presumió el sujeto tenía varios impactos de bala y más tarde se confirmó que tenía cuatro en el occipital y en la región temporal.

Los testigos dijeron que los victimarios lo arrojaron del vehículo, al parecer Dodge Atos, rojo, y le dispararon, para después huir entre calles de la Supermanzana 69.

Minutos después, algunos curiosos vieron salir del estacionamiento del bar Solid, un carro Nissan Tsuru, blanco, lo cual fue raro, pues evitaron que los policías se dieran cuenta, misma unidad que posiblemente sea una abandonada por la avenida Yaxchilán, en la Supermanzana 24.

El cuerpo de la víctima fue llevado al Semefo para la necropsia de ley. En el lugar se aseguraron cuatro casquillos calibre .45 los cuales serán estudiados.