Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La Fiscalía General del Estado (FGE) entregó a los familiares los cuerpos de los dos albañiles que fueron ejecutados la mañana del pasado lunes, en una obra en construcción que es parte del fraccionamiento Cielo Nuevo, que se ubica en la Región 249. Una de las líneas de investigación es que al parecer se trató de un asunto relacionado con el tráfico de droga, según datos de la Policía Ministerial.

La Fiscalía informó que en el caso de D.J.C.V., de 34 años lo reclamó su esposa y de J.M.C.V., de 33 años, lo identificó y reclamó su hermana.

También te puede interesar: Ejecutan a un sujeto en la Región 99; recibió 10 disparos

Las autoridades policíacas señalaron que los agentes ministeriales ya iniciaron las investigaciones sobre el caso y de acuerdo a las entrevistas que han hecho a los testigos es que vieron a los ahora occisos platicar con otras personas, que no conocían. Después escucharon las detonaciones de arma de fuego.

La ejecución

Dos obreros fueron ejecutados la mañana del lunes, en una obra en construcción, donde se ubica el fraccionamiento Cielo Nuevo, en la Región 249. Los trabajadores fueron ultimados con armas calibre 45. Al parecer los encargados de la obra intentaron modificar la escena del crimen al arrastrar uno de los cuerpos hacia un área verde.

A las 9:45 horas fue reportado detonaciones de arma de fuego en la avenida Lakin con Arco Vial, al principio se informó que al parecer era un robo, pero posteriormente confirmaron que eran dos obreros que habían sido asesinados con disparos de arma de fuego.

La patrulla 5563 fue la primera en llegar al lugar, los policías acordonaron la zona, después peritos de la Fiscalía iniciaron el procesamiento con la fijación del primer cuerpo que fue hallado en un pasillo entre dos edificios. 

El occiso era de aproximadamente 45 años, complexión robusta, tez moreno, de 1.60 de estatura, tenía varios tatuajes, tenía en la bolsa derecha del pantalón una bolsa de plástico que contenía droga, presentaba dos impactos de bala en el pecho, tenía un gafette con el nombre de Darmin José, cerca de su cuerpo se encontraron cuatro casquillos percutidos.

El segundo cuerpo se encontró a unos 30 metros del primer occiso, fue arrastrado de la obra a un área verde, los peritos encontraron goteo de sangre que los llevó al sitio exacto donde fue baleado, donde se encontraron seis casquillos.

El sujeto solo vestía pantalón de mezclilla y botas café, presentaba tres impactos de bala en el pecho, brazo izquierdo y el costado derecho. Permanece en calidad de desconocido. Ambos fueron trasladados al Semefo.