Redacción /SIPSE

CHETUMAL, Q. Roo.- A fin de mes, el Ejido Calderitas deberá realizar una asamblea donde los agremiados puedan emitir el voto secreto para la Remoción o Permanencia de la mesa directiva que integra el Comisariado.

Miguel Tlapa, subdelegado operativo de la Procuraduría Agraria informó que la Ley Agraria faculta a las autoridades federales a alargar el plazo, debido a la complejidad del tema, es decir, que pueden tardar hasta 10 días para la revisión de las firmas y al cumplir este lapso lanzar la convocatoria para la asamblea, cuyo plazo debe de ser 10 días máximo.

También te puede interesar: Propelas ‘despedazan’ a un nadador en Punta Nizuc

La fecha probable para la asamblea, es el domingo 24 de junio, porque el plazo de 20 días vence el miércoles 27 de junio.

Detalló que la PA integró la queja de manera oficial el pasado 7 de junio, por lo que sería el próximo 17 que se cumpla el primer plazo de los 10 días, fecha en que se emitirá la convocatoria a asamblea, considerando hacerla a los 7 días posteriores.

La Ley Agraria establece en su artículo 40 que “La remoción de los miembros del comisariado y del consejo de vigilancia podrá ser acordada por voto secreto en cualquier momento por la asamblea que al efecto se reúna o que sea convocada por la Procuraduría Agraria a partir de la solicitud de por lo menos el veinticinco por ciento de los ejidatarios del núcleo”.

De acuerdo con la versión de los ejidatarios inconformes recabaron 300 firmas para la remoción del comisariado y su mesa directiva, que representan el 37.4 % del padrón ejidal que contempla a 802 ejidatarios.

Álvaro Alonso Angulo, presidente del Comisariado Ejidal, informó que será respetuoso del dictamen de la PA.

Comentó que dentro de las irregularidades de la solicitud por parte de los ejidatarios, se encuentra el caso de Noemí Contreras, quien según falleció en octubre del 2017 y al parecer su firma se encuentra plasmada dentro de la documentación; otro caso es que no había copias anexas de la credencial del INE y tampoco de sus certificados de derechos.

Enfatizó en que es necesario que la autoridad federal haga las entrevistas personales a los ejidatarios, pues reconoce que varios de éstos signaron el documento bajo engaños.