Raúl Balam/SIPSE
CHIQUILÁ, Q. Roo.- A poco más de dos meses que concluya su administración, el presidente del comisariado ejidal de San Ángel con anexo Chiquilá, José Cárdenas Domínguez, el que alzó la mano para contender por esa responsabilidad fue Ignacio Cáceres Correa, alias “El General”.

En entrevista destacó que pretende un desarrollo en esta parte del municipio Lázaro Cárdenas, porque hay inversionistas interesados en la adquisición de predios y que los ejidatarios se beneficiarán en caso de que haya una transacción.

También te puede interesar: Ejidatarios donan más de 3 mil 500 hectáreas

La idea es pensar en un bienestar común a favor de los 294 ejidatarios, con la finalidad de que sus familias tengan una mejor calidad de vida”, precisó.

Dijo que la convocatoria deberá emitirse para el cambio de directiva en el mes de octubre y por el momento ya inició con algunas reuniones para dar a conocer su aspiración como representante ejidal.

Reconoció que al interior del ejido hay algunos intereses particulares que han frenado el desarrollo y ahí pidió que todos busquen un fin de que se beneficien todos los campesinos que han sido víctimas de varias promesas y hasta en la fecha no han logrado la transacción de sus predios como es Punta Caracol.

Afirmó que todo desarrollo tiene sus riesgos porque llegaría gente de todas partes de la República Mexicana, pero es importante porque se generaría fuentes de empleo y se beneficiarían hasta familias de poblaciones circunvecinas.