Raúl Balam/SIPSE
KANTUNILKÍN, Q. Roo.- De nueva cuenta, un grupo de ejidatarios encabezados por Tiburcio Dzib Canul, pretenden de nueva cuenta desestabilizar los trabajos del actual comisario ejidal, Leonardo Euan Cupul, todo con el afán de andar pregonando que el pago que realizó el gobierno local por el predio de las oficinas de Seguridad Pública fue mínima.

Hasta por el momento, el presidente del comisariado ejidal, Leonardo Euan Cupul, no ha dado ninguna declaración formal, pero lo que sí es un hecho es que Dzib Canul, fue sancionado sin derecho a voz y voto por siete años, porque usurparon funciones y desestabilizaron la paz social del ejido.

También te puede interesar: Aprueban ejidatarios repartición de $600 mil

Algunos ejidatarios que omitieron sus nombres, calificaron como vividores a ese grupo que encabeza Dzib Canul, quien también deja mucho que desear en la labor que realiza como técnico del Instituto Estatal para la Educación de los Jóvenes y Adultos (IEEJA).

Con la sanción de los 60 ejidatarios, se vislumbra una paz social en el ejido a pesar de que andan pregonando que la sanción carece de validez, cuando fue en una asamblea de segunda convocatoria donde fue válida para ausentes y disidentes.

Otras de las personas como cabecillas que fueron sancionados sin derecho a voz y voto, se detalla a Ramiro Chan Canché, Abelardo Pool Che, Humberto Mena Koyoc, Tomás Canul Tuz, Jorge Manrique Poot Dzib, entre otros.