Sin respetar los tiempos de su propio cronograma, el Instituto Electoral de Quintana Roo mantiene en vilo a los aspirantes a candidatos independientes en Chetumal: Julio “Taquito” Alfonso Velázquez Villegas y Andrés Ruiz Morcillo, quienes cerraron la carrera por la cosecha de firmas con una diferencia mínima y aguardan la prolongadísima definición oficial de las autoridades electorales.

Según el calendario que el Ieqroo dio a conocer a través de su portal de internet, la revisión de los respaldos debió concluir a más tardar el pasado 24 de febrero, y dos días después los aspirantes debieron ser notificados de sus resultados y si cumplieron los requisitos para convertirse en candidatos a presidentes municipales.

Sin embargo, hasta el viernes pasado los dos aspirantes capitalinos seguían haciendo changuitos mientras esperaban los resultados que aún no serían los definitivos, porque el proceso contempla un espacio de garantía de audiencias para los aspirantes.

Las audiencias debieron realizarse el 27 y 28 de febrero, y en caso de que los elementos aportados por los aspirantes generaran un cambio las cifras de respaldo debieron quedar actualizadas los días 1 y 2 de marzo, lo que aún no ha ocurrido.

En el organismo electoral local el proceso les ha ganado y no han logrado mantenerse al paso de su propia planeación, corriendo contra reloj porque el próximo jueves es la fecha límite para enviar las cifras definitivas de respaldos que dictaminarán quién de los dos aspirantes se queda fuera de la contienda.

Ha trascendido que los números favorecen apenas a Julio “Taquito”, pero el ex alcalde expriista Andrés Ruiz Morcillo no ha cedido en su intención de contender como independiente, e incluso asegura que su nombre aparecerá en las boletas el próximo 1 de julio.

El astuto Morcillo no está confiando en un triunfo milagroso contra su rival independiente, sino que pretende llevar ante las autoridades electorales federales la restrictiva norma local que abre solo un espacio para candidatos independientes, sin importar cuántos obtengan el mínimo de respaldos requerido.

Morcillo ha anticipado que este “candado” no pasará el filtro del Tribunal Electoral Federal y ya se ve como candidato junto a Julio “Taquito”, aunque está por verse qué opinan al respecto las dormilonas autoridades electorales de patio. Vaya que el platillo independiente causó una indigestión en la cueva del IEQROO, atolondrado por este desafío novedoso.