Golpeados por su desempeño reprobatorio en sonados casos que han pasado por sus manos, los magistrados del Tribunal Electoral de Quintana Roo serán sometidos a una nueva prueba con la espinosa impugnación del aspirante a candidato independiente por la alcaldía capitalina, Andrés Ruiz Morcillo, quien superó ampliamente la cantidad de firmas de respaldos requeridas por ley, pero por una restricción de la norma electoral local no podría contender el próximo 1 de julio.

Ruiz Morcillo cumplió su amenaza e interpuso un recurso legal ante el Ieqroo por la decisión que lo deja fuera de las boletas, por lo que el órgano electoral local envió la impugnación al Tribunal Electoral local y deberá dar una resolución en los próximos días.

Pero el Teqroo, presidido por Nora Cerón González, no tiene un historial muy bueno cuando se trata de juzgar temas polémicos y con muchas aristas legales –como es el caso Morcillo– y  sus sentencias han sido tachadas y corregidas por los magistrados federales.

La más reciente del Teqroo fue la decisión de negar la posibilidad de contender por un puesto de elección popular a Niurka Sáliva Benítez –cubana naturalizada mexicana–, quien recurrió al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para la revisión de su caso. Los magistrados del Tepjf les enmendaron la plana, permitiendo a la cancunense participar en las próximas elecciones.

Con este fresco antecedente, la decisión que tomen en el caso Morcillo puede ayudarlos a ganar confiabilidad con los primeros rayos de un proceso electoral histórico, por lo que deben analizar el tema con sumo cuidado antes de emitir sentencia.

Porque Andrés Ruiz Morcillo –quien de ingenuo tiene muy poco– ha recibido asesoría legal de primer nivel para aparecer en las boletas el próximo 1 de julio y confía en que ganará el caso, si no ante el Teqroo, sí en el Tribunal federal.

La participación del ex alcalde ex priista –altamente probable porque no hay razón de fondo para impedir que salte a la cancha en el sur– aportará pimienta a la batalla por la capital y puede impactar en el mercado electoral de la candidata priista María Hadad Castillo, quien enfrentará al panista Fernando Zelaya, al ex alcalde moreno Hernán Pastrana y al independiente con pasaporte Julio “Taquito”, con mucha aceptación y porras en redes sociales por ser el único invitado sin antecedentes partidistas.