Redacción
TULUM, Q. Roo.- Tremenda descarga eléctrica le quitó la vida a Felipe N, quien terminó a media calle, sacándole un susto a los que pasaban por el tramo Tulum-Playa del Carmen y veían su carbonizado cadáver.

Poco más de 20 mil voltios de descarga eléctrica recibió un trabajador del parque temático Xel-Há, quien daba mantenimiento a unas palmeras en el tramo Tulum-Playa del Carmen, entre Chemuyil y el hotel Bahía Príncipe. El ahora occiso sufrió quemaduras de tercer grado, traumatismo craneoencefálico y golpes contusos al caer de una altura de aproximadamente dos metros.

También te puede interesar: Un trabajador pierde la vida al ser electrocutado en Chetumal

Los hechos se reportaron ayer a las 4:40 de la tarde, cuando vía número de emergencias ingresaron varias llamadas para solicitar una ambulancia a la altura del hotel Bahía Príncipe, debido a que una persona se encontraba tirada en el asfalto.

En cuestión de segundos ambulancias de la 911 llegaron y los paramédicos intentaron brindarle los primeros auxilios al afectado, pero ya no contaba con signos vitales, por lo que nomás les quedó llamar a las autoridades.

Según testigos, el trabajador de la empresa Xel-Há, quien en vida llevaba el nombre de Felipe N, de aproximadamente 35 años y nacido en Chemuyil, desde temprano se puso a darles mantenimiento a las palmeras del camellón central, pero al llegar al kilómetro 250+900, la coa con extensión que utilizaba tocó unos cables de alta tensión, lo que causó la descarga eléctrica.

Al sitio acudió personal de Protección Civil y policías municipales, quienes se encargaron de acordonar la zona; posteriormente los peritos, tras levantar los indicios, ordenaron el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense de este municipio para los trámites necesarios.