Redacción/SIPSE
FELIPE CARRILLO PUERTO, Q. Roo.- La falta de solvencia económica del Ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto, que encabeza Paoly Perera Maldonado, para cumplir con el pago de una obra que realizó en 2013 propició que el Juzgado Civil envíe una orden de embargo por ocho millones de pesos.

La noticia fue confirmada por Arturo Pech, jurídico del Ayuntamiento, quien indicó que el actuario del juzgado hizo la diligencia, que implicó que se congelan las cuentas de la comuna, aunque no precisó cuántas, ni los montos.

También te puede interesar: Niegan permiso para bungalows en Felipe Carrillo Puerto

“Apenas tome posesión como jurídico de la comuna, no tengo una personalidad completa en ese expediente; sin embargo, estamos realizando lo correspondiente, para tomar las medidas necesarias y enfrentar el asunto mediante las vías legales, es un embargo estimado a unos ocho millones de pesos”, expresó el entrevistado.

La demanda, dijo, se arrastra desde hace dos administraciones municipales, específicamente de 2013 que corresponde al ex edil Sebastián Uc Yam, quien hoy es regidor suplente del presidente electo José Esquivel Vargas.

“Fue una empresa constructora, hizo trabajos con maquinarias pesadas en las inmediaciones de la Expo-Maya, en emparejamiento del área en la que se ubica, así también la construcción de una pirámide maya y no se le cumplió con el pago”.

La versión de algunos trabajadores del Ayuntamiento es que los trabajadores de confianza no recibieron el pago que corresponde a la primera quincena de agosto, información que el oficial mayor, Roberto Suaste, se negó a confirmar o desmentir, pues colgó la llamada a este medio informativo.

Paoly Perera sólo precisó mediante un mensaje de texto “es incorrecto. Sí embargaron, pero me reporta la tesorera que efectivamente se atendió ayer (miércoles) y el día de hoy (jueves). Son los grilletes de siempre de cada quincena que intentan desestabilizar que no son trabajadores”, concluyó el mensaje.

En su oportunidad, la aún presidenta municipal reconoció que los trabajos costaron 700 mil pesos, pero ante la falta de atención e interés de los presidentes pasados, el adeudo incrementó a ocho millones.

Armando Reyes Hernández, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto, se negó a proporcionar información respecto a los retrasos que sufrieron en pago los trabajadores sindicalizados que según el portal de transparencia de la comuna es de 274 trabajadores y 741 base de confianza.