Pedro Olive/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- A dos días del conflicto en el que las empresas de grúas de los hermanos Cardona Musa bloquearon la operación de su similar Abimerhi, para el rescate de una unidad en el kilómetro 259 de la autopista Valladolid-Cancún, la Policía Federal, en 48 horas, no intervino como lo establece el artículo 8, fracción XXXV de la Ley del a Policía Federal: es deber de la dependencia “Levantar las infracciones e imponer las sanciones por violaciones a las disposiciones legales y reglamentarias relativas al tránsito en los caminos y puentes federales, así como la operación de los servicios de autotransporte federal, sus servicios auxiliares y transporte privado cuando circulen en la zona terrestre de las vías generales de comunicación”.

El comisionado de la Policía Federal en el estado, Juan Manuel Ayala Guarro, dijo desconocer del caso, y que le corresponde a un comandante a su cargo, todo lo relativo a situaciones en tramos de carreteras federales; para la tarde de ayer, 48 horas después del incidente, acudieron elementos del Grupo de Atención al Transporte, para intervenir de nueva cuenta en el desenlace del problema.

También te puede interesar: Grúas Peca y Hermanos Cardona tratan de imponer su servicio

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), intervino en el conflicto de las grúas con dos inspectores únicamente para levantar una fe de hechos, con escritos de quejas de ambas partes, la situación es analizada y luego se da una respuesta o determinación que puede ser sanción o revocación de concesión a los permisionarios.

“La SCT emite un rol, pero siempre el usuario tiene el derecho de decidir que permisionaria le brindará el mejor servicio o costo, está en el artículo 45-A del reglamento de Autotransporte Federal y Servicios Auxiliares, y es la Policía Federal la encargada de vigilar que se cumpla lo establecido en cada uno de los artículos”, mencionó Óscar Durán Torres, subdirector de Transporte de la SCT.

El pasado miércoles un camión de la empresa Transportes Canepa, se salió de la vía de rodamiento en la dirección antes mencionada, el conductor de la unidad dio aviso al propietario, y éste pidió el servicio de arrastre a la empresa Abimerhi, cuando el operador de la grúa llegó, elementos de la Policía Federal a bordo de la unidad 12720 estaban en el sitio, y fueron ellos quienes pidieron la presencia de las empresas de los hermanos Cardona Musa.

Grúas Peca y Hermanos Cardona, atravesaron sus unidades para impedir las maniobras de Abimerhi, aun cuando estos últimos fueron requeridos por el propietario, quien la tarde del mismo miércoles viajó desde Mérida, Yucatán, para tratar de arreglar la situación, que hasta ayer, seguía sin un veredicto de las autoridades.

Ayer se cumplieron 48 horas sin que la Policía Federal hiciera lo correspondiente, incluso para la noche del jueves, elementos de la Policía Federal se retiraron del lugar, quedando en el punto del accidente dos grúas de las empresas de la familia Cardona Musa, y dos unidades de la empresa Abimerhi, esta última, elegida para dar el servicio por parte de Renán Canepa, dueño de la empresa Transportes Canepa, involucrada en el percance carretero.

La misma tarde de ayer, y luego del pronunciamiento de la SCT, el comisionado Ayala Guarro, informó que al lugar del accidente llegó personal del Grupo de Atención al transporte, quienes determinarán quién está infringiendo la ley para sancionarlos.

El dueño de la unidad involucrada en el accidente comentó que esto no la había sucedido en toda la experiencia que tiene como empresario del ramo de transporte, cuando sus unidades han estado involucradas en accidentes, él decide con quién se van y se respeta, apegándose a lo que la ley establece.

Cerca de las 19 horas de ayer, un alto mando de la Policía Federal llegó al lugar de los hechos, escuchó a las partes involucradas y determinó que el servicio sería dado por una tercera empresa de grúas, en este caso Figueroa; Peca, Hermanos Cardona y Abimerhi desalojaron el lugar.