Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) hasta el primer semestre del año, detectó 39 contribuyentes tanto físicos como morales que emiten facturas apócrifas en Quintana Roo, mismos que deben desvirtuar el señalamiento con pruebas, sin embargo, la lista que hace la autoridad es con base a comprobantes fiscales emitidos sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material para prestar los servicios.

Quintana Roo está dentro de los cinco estados con más creación de empresas fantasma, tan solo por debajo de estados como Chiapas o Veracruz, que emiten los comprobantes fiscales falsos, y aunque las autoridades fiscales han puesto más candados para la emisión de facturas, no han sido suficientes ya que siguen identificando casos, mencionó Eric Francisco de Asís Palma Contreras, presidente del Instituto Mexicano del Colegio de Contadores Públicos en Cancún.

También te puede interesar: Multa el SAT a contribuyentes por falla en el sistema

“La autoridad ya cuenta con una herramienta para identificar en un corto plazo aquellas facturas que son inválidas, además de que al migrar al medio electrónico es más fácil hacer la detección”, agregó.

Las empresas fantasmas surgen sólo por un tiempo, realizan operaciones simuladas y emiten facturas para después desaparecer y dejan un problema a los contribuyentes que hicieron una operación con ellas, ya que el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) que les emiten no tiene validez.

Una de las propuestas de la siguiente administración federal, es que la emisión de comprobantes fiscales apócrifos sea considerada un delito grave, algo de lo que el IMCP, de Cancún, está a favor ya que con ello disminuiría esta actividad.

Esta medida se suma a una lista de delitos graves como lo es el robo de presupuesto, de gasolinas y energéticos y el fraude electoral.

De acuerdo con la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) facturar una operación simulada es un delito de defraudación fiscal.

De la lista pública que emite el SAT, de manera periódica, son 13 las personas físicas, las que emitieron alguna factura apócrifa, el resto son personas morales, e incluye facturas desde 2016, y que deben desvirtuar la presunción aportando al fisco las pruebas.

“Sabemos casos en los que incluso mostrando facturas de empresas fantasma, aún piden saldo a favor al momento de hacer la declaración anual”, explicó Palma Contreras.

A partir de 2014 comenzó la migración para lo digital, dejando de lado las facturas de papel, y desde entonces el SAT emitió cambios, el último es la versión 3.3, que está pre llenada.

De acuerdo con los datos del SAT son 450 mil contribuyentes de la zona norte que realizan facturación.

Para evitar las facturas apócrifas en los pequeños contribuyentes, el SAT proporcionó el servicio gratuito a través de su portal, y solo teniendo la firma electrónica, aunque para ello es necesario estar como persona física y está dirigido solo para contribuyentes de regímenes como arrendamiento, actividad empresarial y profesional, honorarios, entre otros con bajos volúmenes de emisión de facturas.