Redacción/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Quintana Roo.- Lo que inicialmente se informó como un hecho de disparos de arma de fuego, resultó en el hallazgo de un taxista encajuelado.

De acuerdo con información preliminar, alrededor de las 21:50 horas de ayer, un taxista del sindicato “Lázaro Cárdenas del Río” circulaba de norte a sur sobre el bulevar Playa del Carmen, cuando escucho algunas detonaciones de arma de fuego y vio un carro a toda velocidad saliendo del camino conocido como “El tigrillo”, a la altura de una agencia de venta de automóviles.

También te puede interesar: Taxista recibe ataque a balazos en Playa del Carmen

Antes estos hechos, reportó el caso al servicio de emergencia 911, por lo que rápidamente llegaron al lugar elementos de la Policía Municipal y Estatal, mismos que encontraron un taxi del sindicato, número económico 1347, pero al revisar la cajuela, hallaron el cuerpo de un hombre atado de pies y manos, con el uniforme del gremio taxista puesto y varios tiros de arma de fuego, incluyendo el llamado “tiro de gracia”. Al parecer, también presentaba signos de haber sufrido tortura.

Luego del acordonamiento del área, también llegaron agentes ministeriales que rápidamente tomaron apuntes de lo sucedido y buscaron los indicios correspondientes. Momentos después el cadáver fue levantado por el personal forense para la necropsia de ley.

También se montó un fuerte operativo en la ciudad y lugares cercanos, pero no hubo detenidos.

En otros hechos

Un taxista del sindicato Lázaro Cárdenas del Río fue ejecutado de cuatro tiros la madrugada del 12 de agosto, en las inmediaciones del Poliforum, en Playa del Carmen.

De acuerdo con datos preliminares, los hechos ocurrieron alrededor de las 2:30 horas, en la colonia Ejido, en el municipio de Solidaridad.

Testigos del lugar refieren que el conductor del Nissan Versa, número económico 2750, placas 94-43-TRY se encontraba estacionado en la Colonia Ejido, frente al Poliforum, cuando de pronto dos sujetos armados descendieron de un vehículo color negro y le dispararon en repetidas ocasiones, y dejándolo mal herido al interior de su vehículo.