Pedro Olive/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Entre la noche del viernes y la madrugada de ayer, dos cuerpos descuartizados y una mujer maniatada con impactos de bala en la cabeza, fueron encontrados en las inmediaciones de la región 206 y 260 de la ciudad; hasta ayer ninguno de los cuerpos había sido reconocido.

El primer reporte ingresó la noche del viernes, después de las 22 horas, cuando al número de emergencias 911 fue reportada la presencia de una persona tirada en la vía pública, en la calle Lago de Chapala, de la Supermanzana 260, dicho cuerpo estaba cubierto con una bolsa negra, por lo que al lugar llegaron elementos de la Policía Municipal quienes corroboraron el reporte.

Autoridades confirmaron que se trata de una mujer que vestía pantalón y blusa negra, con las manos y pies amarrados, además de presentar lesiones de arma de fuego en la cabeza, tras una inspección en la zona y sus pertenencias no fueron localizados indicios que pudieran determinar la identidad de la mujer.

También te puede interesar: Abandonan cuerpo decapitado sobre la Nichupté

Tras los trabajos de peritos y ministeriales, el cuerpo de la mujer fue levantado y llevado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), para determinar las causas de la muerte; hasta ayer no se tenían datos o información acerca de él o los presuntos responsables.

Horas más tarde del hallazgo del cuerpo de la fémina, a las 4 de la madrugada de ayer, el número de emergencias 911 recibió una llamada para reportar bolsas con restos humanos sobre la avenida 20 de noviembre, en la colonia Venados de Cancún, en las inmediaciones de la Súpermanzana 206.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Preventiva quienes confirmaron la presencia de al menos cinco bolsas con restos humanos, una de estas estaba abierta, por lo que al lugar se trasladaron elementos de la Policía Ministerial y Semefo, para hacer las diligencias necesarias.

En el transcurso del día, la Fiscalía General del Estado (FGE), confirmó que en el interior había al menos dos cuerpos, presuntamente masculinos, que no han podido ser identificados, ya que estaban desmembrados, por estos hechos, fue iniciada la Carpeta de investigación 435/2017.