Las personas no tienen idea de las horas que tenemos que dedicar los músicos a entrenar y educar nuestro oído. El hacerlo o no va a marcar la diferencia de manera titánica en los resultados como instrumentista o como líder de una agrupación sin importar el tamaño de esta. Hace casi 35 años que tenía una banda de 12 elementos, uno de los integrantes me dijo que notaba la afinación un poco baja, y le conteste que eso era imposible porque la había afinado con el piano eléctrico.

A los pocos segundos verifiqué la afinación del piano y me percaté que estaba a 439 Hertz en lugar de 440 que es lo habitual. Obvio desde ese día Andrés se encargó de la afinación de la banda. Andrés había estudiado clarinete y tocaba muy bien el saxofón alto.

Extraordinario músico y mejor ser humano. Lo conocí ya que él había sido alumno de mi tío Memo en la clase de solfeo en la Facultad de Música e hicimos buena amistad. Ese día Andrés marco mi vida para siempre ya que me dejó grabado el que nunca es suficiente para seguir afinando el oído.

Hoy las cosas han cambiado en demasía y me percato de cosas que en ocasiones ni yo creo y que disfruto cada vez más. Ahora ya existen muchas herramientas para el estudio y mejora del entrenamiento auditivo. Un artista plástico ve cosas que los músicos no vemos y ellos por supuesto no escuchan lo que los músicos podemos oír.

Cada disciplina tiene su especialidad y se tiene que hacer mucho énfasis en cada una de las materias torales para cada área. Haces más de 35 años sería difícil para este servidor poder decirle a un músico que estaba tocando un sol en lugar de un fa sostenido, aunque sabía que estaba mal la nota pero imposible definir qué estaba haciendo.

Los tiempos han cambiado y mi oído también para mi propio beneficio. La gente que está en mi círculo cercano sabe bien que le dedico muchas horas al estudio y bien decía por ahí un músico que si uno no estudiaba todos los días en quince días uno se empezaría a dar cuenta y en menos de un mes el público se daría cuenta; así que para que provocar al monstruo de las siete cabezas. ¿Ustedes que opinan? Hasta la próxima semana.