Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Los establecimientos de venta de bebidas alcohólicas en la zona costera será exclusivamente con alimentos, y es el único perímetro que se exceptúa de la ley seca que inicia a las 00:00 del sábado 30 de junio a las 00:00 horas del lunes 2 de julio. Habrá multa de no acatar esta medida aquellos negocios que cuentan con permiso, señaló el recaudador de rentas, Eduardo Cisneros Paredes. Habrá vigilancia y coordinación con la policía de Seguridad Pública.

Para mantener el orden y la paz este domingo 1 de julio, en todo el estado se suspende la venta de bebidas alcohólicas desde el primer minuto del día sábado hasta el primer minuto del lunes.

También te puede interesar: Sin marcha atrás a horario de ley seca

Solo los establecimientos que ofrezcan alimentos tienen autorizado la venta de bebidas, pero serán los que se ubiquen en la franja costera, expuso el recaudador de rentas en Tulum.

De forma categórica, dijo que aquellos ubicados sobre la avenida Tulum, sobre todo los restaurantes, que otros años tuvieron este beneficio y permiso para vender bebidas alcohólicas con alimentos, en esta ocasión no podrán ofrecer bebidas a sus comensales.

La indicación es bien clara, agregó, y solo la zona turística costera, será la que podrá ofrecer bebidas con alimentos a su clientela.

Y habrá vigilancia y recorridos de inspección para corroborar el cumplimiento de esta medida. La idea es que la votación transcurra en paz, hasta el término de la jornada, señaló.

Si bien algunos aspectos son vigilados por la Tesorería municipal y el personal de Fiscalización, la Secretaría de Planeación y Finanzas (Sefiplan) fue muy clara respecto a la zona donde se puede consumir bebidas y está condicionado a los alimentos. Una infracción a esta medida para los establecimientos que cuentan con los permisos en regla conlleva clausura y la multa se ubica arriba de los 60 mil pesos.

La sanción en el caso de aquellos que no cuentan con permiso es todavía mayor y está arriba de los 80 mil pesos. Reiteró que los restaurantes del centro de la ciudad y zona turística, esto es, aquellos ubicados sobre la avenida Tulum y algunas calles laterales, no tienen permiso para expedir bebidas alcohólicas ni aun con alimentos. El tema fue abordado con el tesorero municipal, Santiago Pech Cauich, para que se vigile su aplicación.