Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El pavimento del estacionamiento del Hospital General Jesús Kumate en Cancún presenta grandes y profundos baches a menos de un año de que empezó a funcionar,  a pesar de que fue una de las obras ‘emblemáticas’ de la pasada administración estatal.

En marzo de 2017, autoridades municipales y estatales cortaron el listón inaugural de una obra que tardó seis años en concretarse y que necesitó más de mil millones de pesos para edificarse, incluso dos empresas encargadas de las obras exteriores en la quinta etapa del nosocomio, fueron multadas por trabajar fuera de los períodos de contrato.

A dos meses de que se cumpla el año de funcionamiento, el pavimento del estacionamiento presenta afectaciones, la más severa está en el carril de salida, pegada al paso peatonal.

También te puede interesar: Policías quintanarroenses contarán con certificación

Un enorme y profundo bache se formó, el tamaño que presenta lo hace casi imposible de esquivar, pues abarca prácticamente carril y medio, además se vuelve más dañino cuando llueve pues el agua lo esconde a la mirada de los conductores.

Hay automovilistas que mejor salen por el carril de entrada, explicaron que aunque bajen con cuidado el paso peatonal, al caer al bache la parte de abajo de sus autos raspa o golpea contra el pavimento, pues las llantas delanteras, prácticamente “quedan hundidas” en el enorme hoyo.

Lo peor está por venir, consideró el taxista Juan ‘N’ quien llegó a dejar a un cliente, pues una vez que inicie la temporada de lluvia y el asfalto ceda por el exceso de agua, los baches van a crecer en número y tamaño.

Esta es no es la única anomalía que ha sido señalada en la millonaria construcción, desde los primeros días de funcionamiento empleados y usuarios de los servicios de salud reportaron filtraciones en la Unidad de Cuidados Intensivos y que ameritaron la reubicación de los pacientes mientras reparaban el techo.

El área de estacionamiento del hospital también carece de sombra natural, arbolistas han señalado la celda de calor que los responsables de la obra dejaron, pues no contemplaron dejar árboles que ayuden a mitigar las afectaciones de calor.