Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La vida nocturna de Cancún es uno de los atractivos de este destino turístico, tanto para extranjeros como locales que, sin importar si cuentan con la edad requerida para ingresar a los antros, intentan ingresar a ellos, de ahí que la dirección municipal de Fiscalización haya impedido el acceso a 97 mil menores de edad durante todo el 2017.

También te puede interesar: La Profeco descarta alcohol adulterado en operativos

Eduardo Mariscal de la Selva, director de Fiscalización, abundó que a la labor de detectar a los menores de 18 años se suman ciudadanos que fungen como observadores quienes junto con personal de Fiscalización impiden el acceso de los adolescentes.

Además de que la ley no permite que menores de edad ingresen a discotecas o antros, una de las acciones debido al alto consumo de alcohol que existe en el municipio, es prevenir que la juventud caiga en adicciones.

A pesar de los operativos emprendidos y de las restricciones de ley, hay negocios en los que dan acceso a quienes todavía no cuentan con la edad reglamentaria, por eso en el transcurso del 2017 mil 300 adolescentes  fueron detectados en el interior de las discotecas.

“Llevó a sanciones administrativas a diferentes lugares en el transcurso del año”, aseguró el director de Fiscalización.

Mariscal de la Selva expuso que durante el primer mes del 2018, han impedido el acceso a dos mil 500 menores de edad a diferentes antros ubicados en la zona turística y de la ciudad de Cancún.

“Ha sido con la ayuda de diferentes organizaciones o asociaciones que fungen como visores ciudadanos, es gente que se ha venido a inscribir a las áreas de Fiscalización y que nos ayuda a tener más ojos en la ciudad y que nos ayuda a prevenir”, señaló.

Estamos haciendo las dos tareas, la de prevención y la coercitiva, aunque los empresarios cada día son más responsables en el tema, creo que a través de la política de cero tolerancia, ellos han reforzado su  política de entrada y seguridad, así hemos ayudado a quitar los vicios entre menores y a no quebrantar el reglamento municipal… ya estamos en un círculo positivo en lugar del negativo”, destacó.