Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- En el Estado de Quintana Roo, solo uno de cada 10 alumnos de tercer grado del nivel medio superior interpreta información de textos argumentados, según los resultados de Lenguaje y Comunicación de Planea 2017.

El informe, indica que tres de cada 10 alumnos, es decir el 30% de los alumnos de ese nivel educativo no identifica las ideas principales que sustentan la propuesta de un artículo de opinión.

También te puede interesar: Promueven la lectura en niños en los cursos de verano

La prueba Planea fue aplicada el año pasado, y la puntuación o calificación que obtienen los estudiantes se basan en cuatro niveles NI (bajo nivel de aprendizaje o insuficiente), NII (aprendizaje básico), NIII (aprendizaje medio) y NIV (un alto nivel de aprendizaje).

De acuerdo con los resultados de la evaluación, el 30% de los alumnos del último año de bachillerato, obtuvieron puntos insuficientes, es decir que “no identifican ideas principales que sustentan la propuesta de un artículo de opinión”; mientras que solo el 10%, puede identificar la postura del autor, es decir, interpreta la información de los textos como en reseñas críticas o artículos de opinión.

Quintana Roo ocupa el doceavo lugar a nivel nacional con el menor porcentaje de alumnos que no comprenden un texto; existen entidades en peores condiciones, donde más del 50% de sus alumnos en el último grado del nivel medio superior, pasan a su profesional en esas circunstancias, como lo es Chiapas y Tabasco, que obtuvieron porcentajes superiores a ese porcentaje.

Aurora Sánchez, licenciada en pedagogía y docente, resaltó que el problema con la interpretación es grave desde el nivel de secundaria, donde los alumnos no logran comprender ni las instrucciones que se les da en un examen o en una tarea, problema que vienen arrastrando los jóvenes desde preescolar, aunado a la falta de interés de los padres de familia porque sus hijos lean y comprendan.

“La lectura no es un proceso sencillo, pero actualmente los docentes de preescolar se enfocan al juego, no les leen; tampoco hay apoyo de los padres de familia, por eso el alumno viene arrastrando el problema desde el nivel primaria y muchos de ellos así llegan al nivel superior”, indicó

Indicó que la falta de lectura es una falla en el sistema educativo, porque no hay una medición ni seguimiento.

En el Estado, hasta el ciclo escolar 2016-2017, fueron evaluados 15 mil 672 alumnos antes de que concluyera ese período.