Benjamín Pat/ SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.-  La operatividad de cada una de las contralorías de los diversos entes públicos, es uno de los principales retos para garantizar que sean un contrapeso en la administración pública, tras el abandono por años de esas áreas.

También te puede interesar: ¡Se mueren los peces en Xcalak!

Rafael del Pozo Dergal, titular de la Secretaría de la Contraloría, señaló que la falta de equipo y personal de las contralorías de Ayuntamientos, organismos autónomos, incluso los Poderes del Estado, son los principales pendientes, que ha provocado un enorme rezago en la atención de casos.

“En muchos casos se crearon los órganos internos de control, pero con uno o dos personas y evidentemente están rebasados de las responsabilidades, por simplemente una situación de número”, reconoció el Contralor del Estado.

Dijo que uno de los objetivos de la Comisión Permanente de Contralores de Quintana Roo, será buscar los mecanismos para atender esas deficiencias, para que así se pueden avocar al 100% en el cumplimiento de sus funciones.

“Estamos tratando de crear un mecanismo institucional, con absoluto respeto a la división de poderes y autonomías, para compartir experiencias para compartir y distribuir el trabajo y que haya mayor avance en las diferentes áreas”, destacó.

Reconoció que debido a las condiciones en las operaron, por muchos años, las contralorías internas, éstas son percibidas como tapadera de la administración pública, mientras del lado de la administración fueron relegadas para evitar que pudiera estar investigando.

“Eran relegadas para que no pusiera el dedo en la llaga y eso tiene que cambiar. La Comisión nos permitirá tener datos, comparativos y cuáles van avanzando en la atención de observaciones e inicios de procedimientos de responsabilidad”, indicó.

Ayer, se realizó en Chetumal, la primera sesión ordinaria de la Comisión, donde se presentaron los objetivos por los que trabajará la Comisión Permanente de Contralores del Estado, los cuales están alineados con el Sistema Nacional de Fiscalización y el Sistema Nacional Anticorrupción.