Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Las autoridades federales del sector salud encabezan la lista de denuncias por presuntas violaciones a los derechos humanos, abiertas en Quintana Roo por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

De acuerdo con el reporte del organismo nacional, durante los primeros seis meses de este año, se recibieron 87 quejas, principalmente contra el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste).

También te puede interesar: Indemnización a víctimas llegará en septiembre

Esas dos instancias federales concentran 40 y 9 casos, respectivamente, que representaron el 56% del total de casos denunciados en 2018 en Quintana Roo.

Las otras autoridades federales señaladas ante la CNDH son el Instituto Nacional de Migración, con 10 casos; seguido por la Procuraduría General de la República (PGR) siete asuntos; y la Policía Federal de la Secretaría de Gobernación con cinco casos.

Los demás casos fueron contra autoridades como el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, la Secretaría de Desarrollo Social, la Comisión Federal de Electricidad, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, la Secretaría de Cultura, la Secretaría de Educación Pública y la Secretaría de Marina.

En el caso del IMSS, cuya delegación en Quintana Roo es encabezado por Flavio Carlos Rosado, la principal violación a los derechos humanos denunciados tiene que ver con la omisión en la atención médica, seguida por faltar a la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficacia en el desempeño de las funciones por parte del personal.

A esos casos se suman los deficientes trámites médicos, la negligencia médica, la prestación indebida del servicio pública y hasta obstaculizar o negar la prestación del servicio médico.
En lo que respecta al Instituto Nacional de Migración (INM) tienen que ver con acciones y omisiones que transgreden los derechos de los migrantes y de sus familiares.