Gustavo Villegas
COZUMEL, Q. Roo.- Familiares de un paciente que es atendido en la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social de la isla, denunciaron públicamente que la mala atención en el nosocomio y la falta de doctores provocó que la salud de la persona se complicara. "No hay doctores y antes de ser atendido pasaron horas", aseguró Laura Isabel Hernández Romero.

Por su parte, el director de este hospital, el doctor Jesús Mateos López, negó que la atención al paciente haya estado comprometida y reveló que este sufre de una enfermedad terminal que le puede acarrear complicaciones médica.

Por lo que concierne al enfermero que está acusado por abusar de alguna paciente en ese sanatorio, dijo que este tema no puede ser abordado por cuestiones de tipo legal.

También te puede interesar:  Cae enfermero: anestesiaba a pacientes para abusar de ellas

La mañana del jueves 31 de mayo, Laura Hernández denunció que su esposo José Canto, ingresó el lunes a la una de la mañana con vómitos, mareo y dolores de cabeza. Fue atendido pero las enfermeras no pudieron aplicarles medicamentos ante la ausencia de doctores en la clínica, fue hasta las 3 de la tarde del martes, un médico le atendió y tres horas después ella misma detectó que uno ojo presentaba parálisis y "llegó a presentar convulsiones".

Ante esto decidió retirarlo del hospital, para que fuera atendido en uno privado de la ciudad, y afirmó en entrevista que esto lo hace con sus propios recursos económicos.

Minutos después Jesús Mateos mostró un documento en el que se le ordenaba una tomografía subrogada en un hospital privado y al ser cuestionado sobre la falta de personal médico dijo que "no es así".

También reveló que el paciente en cuestión, sufre de insuficiencia renal crónica, y se le brindó la atención médica necesaria y por protocolo declinó abundar más en el tema, no sin antes reiterar que el padecimiento del derechohabiente es grave y que se han tomado las medidas necesarias para darle una mejor calidad de vida.

Más tarde mediante un boletín emitido desde el área de Comunicación Social de la delegación del IMSS en Quintana Roo, se confirmó lo expresado por el galeno en la isla.

La misiva menciona que: "Durante su estancia presentó alteraciones neurológicas que son analizadas con estudios de radio diagnóstico para determinar su origen y tratamiento. Desde su ingreso se informó a los familiares de la gravedad del caso y se le ha otorgado la atención médica que corresponde".

Las autoridades del IMSS insisten en esta declaración escrita que "se ha estado vigilando su evolución y el 31 de mayo, le fue practicada una tomografía para ampliar su diagnóstico".