Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Alrededor de 800 personas, en los primeros seis meses del año, se han visto beneficiadas con alimentos que el Club Rotaract, brinda a familiares de pacientes en el Hospital General de Playa del Carmen.

Lorena Rodríguez, presidenta de la organización, comentó que es una actividad sin fines de lucro y únicamente se hace para apoyar a familiares de enfermos que no cuentan con recursos. Esta tarea se hace dos veces al mes y se brinda principalmente pan y café a los que esperan a sus enfermos.

También te puede interesar: Pacientes terminan ‘en la cárcel’ por abusos de ambulancias

Esto empezó hace unos cuatro años, fue de las primeras actividades en las que participé de cuando era prospecto y llegábamos al Hospital General a brindar pan y café a las personas que están en espera de sus familiares, para amenizar su espera, pues generalmente son de escasos recursos, a veces llevan varios días sin comer, durmiendo en la banqueta, en las instalaciones, esperando noticias de sus familiares. Algo tan mínimo como una rebanada les ayuda y les cambia el día”, explicó Lorena Rodríguez.

Son 11 miembros del Club Rotaract, quienes para realizar esta actividad recaudan fondos económicos por medio de distintas tareas, como la venta de postres, reciclaje y eventos de noches de arte o rifas de donaciones.

“En la última actividad, fueron unas 60 personas que resultaron beneficiadas… la gente se muestra agradecida, no es algo que decida ir a regalar porque sí hay gente, pero siempre vende el producto, se muestran bien agradecidas y nos reciben de manera cálida”, mencionó.

Los miembros del Club Rotaract no sólo apoyan a los familiares de los pacientes, también a algunos trabajadores del Hospital General, quienes en algunos casos laboran por varias horas en el nosocomio sin poder salir de las instalaciones.