Eric Galindo
CANCÚN, Q. Roo.- La presencia de agentes del Buró Federal de Investigación (FBI por sus siglas en inglés) es para asesorar a las autoridades mexicanas en la investigación por la explosión de un ferry de Barcos Caribe, en Playa del Carmen, ya que al haber ciudadanos de la unión americana involucrados en este tipo de sucesos, hay un tratado de colaboración entre ambos países, informó personal de la Policía Ministerial.

La investigación por la explosión del ferry, el miércoles 21 de febrero pasado, la llevan autoridades locales, federales y personal de la Secretaría de Marina, esta última es quien está realizando el peritaje, mediante peritos especialistas de la Unidad de Capitanías de Puerto y Asuntos Marítimos (Unicapam).

También te puede interesar: Resguardan embarcación que registró explosión

La presencia de agentes del FBI en el municipio de Solidaridad no es para anexarse a la investigación del origen de la explosión del ferry, es para apoyar y dar su punto de vista a los investigadores mexicanos.

El día de los hechos, la titular de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo), Alicia Ricalde Magaña, mediante un boletín que emitió de manera preliminar que la explosión de la embarcación fue por una falla mecánica; sin embargo, el barco fue retirado con los motores encendidos del muelle.

Los agregados de la agencia de investigación estadounidense solo están de apoyo y asesorando sobre cualquier duda a las autoridades mexicanas que están encargadas de la indagatoria, señalaron autoridades de la Policía Ministerial.

El FBI y cualquier autoridad extranjera no tienen facultades para realizar investigaciones en México, solo pueden dar su opinión en el caso, pero no pueden intervenir para detener o allanar un domicilio, dijo dicha corporación policíaca.

El protocolo que debe seguir cualquier institución extranjera de investigación para ingresar al país y darle seguimiento a una persona que huye de la justicia, es solicitar autorización al gobierno mexicano a través de su embajada para que apoyen a la captura de su connacional, son casos en los que ha intervenido la Fiscalía General del Estado (FGE) para detener a extranjeros.

En la explosión del ferry “Barcos de Caribe” resultaron lesionadas 28 personas, de las cuales siete eran extranjeras, entre ellas, de Estados Unidos.