Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Suenan ya las doce campanadas: el 2017 ha terminado y deja atrás un período lleno de sucesos que marcaron la historia del mundo, el país y el Estado.

Este día es una oportunidad para hacer un balance de lo bueno y malo, de todo lo aprendido durante el año.

Queremos proponerles que cada una de las doce uvas, más allá de ser el instrumento para pedir un deseo por cada mes, se conviertan en doce oportunidades para ser una mejor persona.

Grupo SIPSE quiere expresar a todos sus lectores, clientes y amigos su sincero agradecimiento por acompañarnos durante 365 días y permitirnos hacer lo que más nos gusta: llevar hasta ustedes la información veraz y oportuna.

Les deseamos un feliz y próspero 2018.